Nissan avanza en el concepto de fábrica inteligente con la implementación de Surface Go en la cadena de producción

Nissan

Para innovar en la producción de automóviles y hacerla más sostenible y eficiente, el fabricante de automóviles japonés Nissan Motor Corporation ha lanzado la Nissan Intelligent Factory. Con el objetivo de incorporar tecnología más avanzada a sus fábricas y capacitar a los trabajadores de primera línea para brindar excelentes experiencias a los clientes, Nissan ha adoptado Microsoft Surface Go 2 como dispositivo en sus fábricas. Nissan está impulsando la evolución en sus fábricas inteligentes mediante el uso de Surface Go para realizar inspecciones de acabados y aumentar la fiabilidad de las plantas, a la vez que se recopilan innumerables conjuntos de datos procedentes del Internet de las cosas.

En el mundo de la automoción, hay algo que siempre avanza a toda velocidad: la innovación

En noviembre de 2019, Nissan Motor Corporation presentó la Fábrica Inteligente Nissan, un concepto de próxima generación diseñado para que la producción de automóviles sea más flexible, sostenible y eficiente. La Intelligent Factory se articula en torno a tres componentes clave: tecnología avanzada para desarrollar el coche eléctrico e inteligente del futuro; robots “entrenados” para adquirir nuevas habilidades y destrezas, de modo que Nissan pueda automatizar ciertas tareas para que los ingenieros puedan dedicar su tiempo a otras actividades; y simbiosis entre humanos y robots.

Nissan ha puesto en marcha este concepto en sus plantas de producción, tanto en Japón como en el resto del mundo, donde la digitalización es más rápida que nunca. El objetivo de la empresa es incorporar la innovación tecnológica al proceso de producción e impulsar la evolución de los coches y las fábricas, ya que la competencia en la industria automovilística para el desarrollo de la próxima generación de movilidad es cada vez más feroz.

“El programa Nissan Intelligent Mobility es nuestra forma de centrar la innovación tecnológica en el proceso de producción”, explica Moriya. “Necesitamos innovar para alcanzar el éxito en una producción de automóviles cada vez más complejos y sofisticados. Al mismo tiempo, con el envejecimiento de la población japonesa, a Nissan le resulta más difícil contratar el talento que precisa. Esto hace que sea importante para nosotros adoptar robots, utilizando las habilidades y destrezas que hemos incorporado en ellos para crear una simbiosis de personas y máquinas, en la que los robots realicen el trabajo que es más exigente para los humanos.”

Para que las fábricas de Nissan puedan afrontar con éxito las exigentes necesidades de la producción de automóviles, la digitalización se ha convertido en algo vital. Por ejemplo, el control de calidad consistía antes en un sistema que comprendía personas y papel, pero Moriya afirma que la tecnología digital es ahora esencial.

“En un entorno de complejidad creciente, es necesario introducir sistemas que no permitan que los automóviles con problemas o deficiencias lleguen a fases posteriores de la producción”, afirma. “Tenemos que verificar la calidad de cada uno de los elementos. También debemos mejorar la precisión de la fábrica para evitar ineficiencias en todas las áreas.”

Por ejemplo, explica Moriya, cuando los equipos funcionaban incorrectamente en el pasado, la empresa enviaba personal para diagnosticar y solucionar el problema. Ahora, gracias al Internet de las Cosas (IoT), el propio equipamiento puede enviar datos que indiquen posibles anomalías a una sala de control centralizada, de modo que los ingenieros puedan tomar las medidas necesarias para evitar que se produzca un problema. Si se produce una avería, la sala de control central puede enviar la información más útil a los técnicos de mantenimiento para acelerar la reparación.

“Nuestro objetivo es utilizar el potencial de la digitalización para aumentar la calidad en todas las fases del proceso”, afirma Moriya.

Nissan también quería dar a los empleados la posibilidad de utilizar herramientas digitales desde cualquier lugar de la fábrica para realizar tareas como colaborar con los compañeros para solucionar problemas, acceder a manuales y planos, y comprobar el inventario, el estado de los pedidos y las tarifas. Todo ello con el objetivo hacer realidad el concepto de Fábrica Inteligente, mejorar la calidad y aumentar la fiabilidad de la planta.

La empresa estudió la idea de desplegar dispositivos IoT e inteligentes en muchos lugares e introducir terminales de tipo tableta, pero tenía requisitos específicos para que los equipos fueran adecuados para el entorno de una fábrica de producción, muy diferente al de una oficina convencional. Por ejemplo, un dispositivo que pesara más de un kilo sería poco práctico para el uso diario en una fábrica. La duración de la batería también era importante, así como la velocidad de la trasferencia de datos. Si los empleados tienen que esperar a que la red responda, la productividad disminuye.

“También nos pareció necesario poder vincular las tabletas de forma eficaz a muchos dispositivos y tipos de software diferentes, dado que los lugares de trabajo tienen requisitos distintos y su uso seguramente cambiará en el futuro”, explica Moriya. “Naturalmente, la estabilidad del sistema también era muy importante, al igual que la seguridad. También nos importaba poder conseguir dispositivos de sustitución en un plazo breve, en caso de romperse.”

Elegir el dispositivo idóneo para potenciar a los trabajadores esenciales en la fábrica

Surface Go 2

 

En su búsqueda del equipo adecuado, Nissan evaluó muchos dispositivos diferentes y finalmente optó por Surface Go 2 de Microsoft, principalmente por su fiabilidad, precio, alta disponibilidad, soporte y seguridad.

“Hemos dado una importancia primordial a la fiabilidad en el uso de las aplicaciones para que el personal pueda trabajar en la fábrica sin preocuparse por su funcionamiento”, afirma Masahiro Otsuki, del Departamento de Tecnología Digital de la División de Servicios de Tecnología Digital de Nissan Motor Corporation.

Otsuki señala que Nissan necesitaba Windows como sistema operativo (SO) por su amplio abanico de características y la posibilidad de desplegar funciones críticas seleccionando entre un extenso menú de plantillas, que no requerían una gran personalización.

De este modo, la empresa podía obtener resultados rápidamente, lo que es vital en un entorno tan sensible al tiempo. Dado que los terminales de Windows ya se utilizaban en otros departamentos fuera de la factoría, Nissan ya estaba familiarizada con la ejecución de tareas de gestión mediante Microsoft System Center Configuration Manager, y se ha planteado introducir Microsoft Endpoint Manager en los terminales Windows.

“Sin embargo, antes de elegir un dispositivo, conversamos ampliamente con el personal de la fábrica para conocer su opinión”, dice Otsuki. “Había varios PC con Windows que cumplían los requisitos para una fábrica operativa, pero no había otros tan rápidos y económicos como Surface Go”. Surface Go también contaba con muchas opciones de accesorios de terceros, como las fundas Urban Armor Gear que absorben los impactos, y también tuvimos en cuenta la futura usabilidad en otros lugares.”

Por último, Otsuki afirma que el factor decisivo fue poder obtener asistencia del mismo fabricante tanto para el sistema operativo como para el hardware. “En caso de que surjan problemas, podemos obtener asistencia rápidamente sin tener que hacer un diagnóstico preliminar para determinar si la causa es el sistema operativo o el hardware”, explica.

¿Por qué Nissan no ha optado por un PC diseñado específicamente para entornos de producción industriales? Otsuki indica que en muchos de estos se suelen demandar dispositivos que puedan soportar altas temperaturas, polvo y agua, pero los PC disponibles que cumplen esos criterios son caros y pesados.

“Podíamos prever cómo afectaría a la productividad la acumulación de nuevas tareas en los trabajadores”, dice. “Un sistema basado en tabletas permite reanudar el trabajo simplemente sustituyendo el dispositivo, por lo que pensamos que el menor coste y la alta disponibilidad eran en general más importantes que la robustez, sobre todo porque algo ligero y fácil de manejar sería, en la mayoría de los casos, menos propenso a sufrir daños físicos o a caerse.”

La seguridad también fue una prioridad para Nissan a la hora de seleccionar un dispositivo. Llevar los terminales a la zona de ventas o a las instalaciones de los clientes requiere un alto nivel de seguridad para evitar el acceso no autorizado, por lo que la sólida defensa que ofrece Surface Go contra las amenazas globales y el cifrado de datos fue un punto fuerte para Nissan.

Hasta ahora, Nissan ha adquirido más de 1.000 dispositivos Surface Go para utilizarlos en sus fábricas. Los utiliza en una amplia variedad de lugares y tiene la intención de emplearlos en más actividades en el futuro.

Por ejemplo, “los inspectores deben hacer login de la forma más sencilla“, dice Moriya. “Hemos tenido la experiencia de que las cámaras con menor rendimiento tienen problemas con el reconocimiento facial cuando los inspectores se registran. Esto hace que el buen funcionamiento de la cámara Surface Go fuera especialmente interesante. Una vez que los inspectores inician la sesión y se conectan a la red, toda la información y los resultados de su trabajo se consolida en los dispositivos Surface Go, por lo que los datos de la inspección se pueden rastrear de forma fiable.”

Futuros casos de uso

En el futuro, Nissan quiere seguir avanzando en la utilización y análisis de los datos para la mejora de la calidad en la producción de automóviles. La empresa también está estudiando la posibilidad de que los directores de planta utilicen los dispositivos Surface Go para supervisar la información de la fábrica.

¿Cómo espera Nissan que se amplíen los usos de Surface Go en el futuro? “Estamos desarrollando aplicaciones que pueden utilizarse sin teclados, para inspecciones y otros casos de utilización”, explica Otsuki. Pero mientras eso sucede, Nissan pretende seguir centrándose en sus principales prioridades, especialmente en seguir ofreciendo a los clientes vehículos de alta calidad con las últimas tecnologías. “Nuestra tarea principal es ofrecer a los clientes automóviles más avanzados de forma rápida y con una calidad en la que puedan confiar“, explica Moriya. “Es importante que la digitalización no nos impida continuar desplegando innovaciones. Dado que ahora podemos utilizar Surface Go en muchos lugares diferentes dentro de la fábrica, sobre todo en las inspecciones, las formas de utilizarlo van a multiplicarse.

“A medida que las fábricas avancen en su digitalización con Surface Go, los datos de inspección serán más fáciles de analizar, lo que nos permitirá mejorar la calidad. Podremos aumentar la fiabilidad de las fábricas mediante el mantenimiento preventivo y reducir los tiempos de parada tras las averías de los equipos en un 40%”, indica Takeshi Moriya, director técnico del Centro de I+D de Tecnología de Producción, División de Desarrollo de Tecnología de Producción de Vehículos de Nissan Motor Corporation.

Otsuki explica la superioridad en términos de gestión: “Al combinar Microsoft Endpoint Manager y Surface Go, podemos configurar automáticamente el sistema operativo y la seguridad cuando incorporamos nuevos dispositivos, lo que acorta el tiempo de implementación en un 80% en comparación con la configuración manual.”

Añade que Nissan también planea automatizar la instalación de aplicaciones, de modo que una vez que los dispositivos se conecten a una red, se podrán utilizar al instante. En el futuro, cuando Nissan quiera ejecutar procesos que supongan una mayor carga de recursos, dice Otsuki, la empresa tendrá que considerar el uso de dispositivos Microsoft Surface Pro. En ese momento, los trabajadores de primera línea estarán muy familiarizados con el uso de Surface, lo que podría eliminar cualquier posible cuello de botella en la productividad.

Lo más importante para nosotros es hacer de Surface Go una herramienta que la gente utilice realmente en la planta“, dice.

Tags: , , ,

Posts relacionados