Microsoft anuncia un nuevo compromiso ante sus clientes en torno a los Copilots y la propiedad intelectual

Microsoft AI copyright commitment

Brad Smith, Vice Chair and President, Hossein Nowbar, CVP and Chief Legal Officer

Nuestros Copilots impulsados por Inteligencia Artificial (IA) están cambiando la forma de trabajar, haciendo que nuestros clientes sean más eficientes y lleguen a nuevas cotas de creatividad. Pero, si bien estas herramientas transformadoras abren las puertas a nuevas posibilidades, también plantean nuevos interrogantes. Es el caso de la preocupación que sienten algunos clientes ante el riesgo de enfrentarse a reclamaciones por infracción de derechos de propiedad intelectual si utilizan el contenido producido por la IA generativa (output). Esta preocupación es comprensible, dadas las recientes consultas públicas de autores y artistas sobre cómo se están usando sus obras junto con los modelos y servicios de IA.

Para abordar estas preocupaciones de los clientes, Microsoft ha anunciado un nuevo compromiso en torno a los Copilots y la propiedad intelectual, que denominamos Copilot Copyright Commitment. En virtud de este compromiso, cuando un cliente nos pregunte si puede utilizar nuestros servicios Copilot —así como el output que generan— sin preocuparse por reclamaciones de propiedad intelectual, podemos responderle rotundamente: sí, puedes hacerlo; y si recibes una reclamación por motivos de propiedad intelectual, Microsoft asumirá la responsabilidad de los posibles riesgos legales asociados.

Este nuevo compromiso amplía la cobertura de indemnidad que veníamos ofreciendo en materia de propiedad intelectual, extendiéndola a los servicios Copilot comerciales, y se basa en los compromisos sobre Inteligencia Artificial —AI Customer Commitments— que Microsoft anunció hace unos meses. En concreto, si un tercero presenta una demanda por infracción de derechos de propiedad intelectual contra un cliente comercial por su uso de nuestros Copilots o del output que generan, Microsoft defenderá al cliente y pagará el importe que, en su caso, establezca la sentencia condenatoria o el acuerdo transaccional que ponga fin al pleito, siempre que el cliente haya utilizado las salvaguardas y filtros de contenido que hemos incorporado a nuestros productos.

Más abajo exponemos los detalles de este compromiso. Comencemos explicando por qué estamos dando este paso adelante.

  1. Creemos que tenemos que respaldar a nuestros clientes cuando usan nuestros productos. A nuestros clientes comerciales les cobramos por el uso de nuestros Copilots y, si dicho uso provoca un problema legal, deberíamos tratarlo como un problema nuestro y no de nuestro cliente. Esta filosofía no es nueva: desde hace casi dos décadas venimos defendiendo a nuestros clientes frente a reclamaciones por infracción de patentes relacionadas con nuestros productos y hemos ido ampliando constantemente esta cobertura a lo largo del tiempo. Ahora, damos otro paso en esa misma dirección, al ampliar nuestras obligaciones en materia de defensa para cubrir reclamaciones de derechos de propiedad intelectual dirigidas contra nuestros Copilots.
  2. Somos sensibles a las preocupaciones de los autores y creemos que somos nosotros, Microsoft, y no nuestros clientes, quienes deberíamos asumir la responsabilidad de afrontarlas. Incluso en los casos en que la legislación sobre propiedad intelectual es clara, la IA generativa está suscitando nuevas cuestiones sobre diversas políticas públicas y objetivos de interés general. Desde Microsoft, creemos que el mundo necesita la IA para avanzar en la difusión del conocimiento y ayudar a resolver los principales desafíos sociales. Sin embargo, es fundamental que los autores mantengan el control sobre sus derechos de propiedad intelectual y que reciban una remuneración adecuada por sus creaciones. Asimismo, deberíamos asegurarnos de que los contenidos necesarios para entrenar y aterrizar los modelos de IA no estén en manos de una o unas pocas empresas de una manera tal que ahogue la competencia y la innovación. Microsoft tiene el compromiso de emplear los esfuerzos firmes y sostenidos en el tiempo que sean necesarios para dar pasos creativos y constructivos hacia todos estos objetivos.
  3. Hemos incluido salvaguardas importantes en nuestros Copilots para ayudar a respetar los derechos de propiedad intelectual. Hemos incorporado filtros y otras tecnologías que están diseñadas para reducir la probabilidad de que los Copilots generen contenidos que infrinjan derechos. Con ello, complementamos y construimos sobre el trabajo que hemos venido desarrollando para proteger la seguridad y la privacidad en el ámbito digital, sobre la base de un amplio abanico de salvaguardas tales como clasificadores, metaprompts, filtros de contenido y sistemas de monitorización operativa y detección de abusos, incluyendo los que potencialmente podrían infringir los contenidos de terceros. El nuevo compromiso que estamos anunciando requiere que el cliente emplee estas tecnologías, lo cual genera incentivos para que todos respeten mejor la propiedad intelectual.

Más detalles sobre nuestro Copilot Copyright Commitment

Este nuevo compromiso amplía la cobertura de indemnidad por infracción de derechos que Microsoft ya venía asumiendo y la extiende a las reclamaciones de propiedad intelectual que estén relacionadas con el uso de nuestros Copilots, así como el output que generen, específicamente para las versiones de pago de nuestros servicios Copilot comerciales y Bing Chat Enterprise. Entre ellos, se incluye Microsoft 365 Copilot, que lleva la IA generativa a Word, Excel, PowerPoint y otros productos, lo que permite al usuario razonar a través de sus datos o convertir un documento en una presentación. También, se incluye GitHub Copilot, que hace que los desarrolladores puedan dedicar menos tiempo a la programación mecánica y más a crear resultados completamente nuevos y transformadores.

Un Copilot oara cada experiencia cloud Microsoft

Este compromiso tiene condiciones importantes, dado que hay formas posibles en las que nuestra tecnología podría ser objeto de un mal uso deliberado para generar contenidos dañinos. Para prevenirlo, los clientes deben utilizar los filtros de contenido y demás sistemas de seguridad que hemos incluido en el producto y no deben tratar de generar contenidos infractores, como por ejemplo introduciendo en el servicio Copilot un input que el cliente no tenga derechos suficientes a utilizar.

Este nuevo beneficio no implica ninguna variación en la posición de Microsoft respecto a que no nos atribuimos ningún derecho de propiedad intelectual sobre el output de nuestros servicios Copilot.

Hemos hecho pública para nuestros clientes información más detallada sobre el compromiso Copilot Copyright Commitment, que esperamos seguir ampliando a medida que los Copilots pasen a estar disponibles en mayor medida.

Un viaje compartido a la IA

Este anuncio es solamente un primer paso. Como toda nueva tecnología, la IA suscita cuestiones jurídicas que nuestra industria tendrá que abordar junto a una amplia variedad de partes interesadas. El paso que hemos dado constituye una promesa que asumimos ante nuestros clientes, en el sentido de que la responsabilidad por propiedad intelectual derivada de nuestros productos es nuestra, no suya.

En Microsoft somos entusiastas sobre los beneficios que puede traer la IA, pero, como sucede con cualquier tecnología potente, somos conscientes también de los riesgos y desafíos que conlleva, como la protección de las obras creativas. Es nuestra responsabilidad contribuir a gestionar estos riesgos, escuchando y trabajando con otras organizaciones en el sector tecnológico, autores y artistas y sus representantes, gobiernos, comunidad académica y sociedad civil. Seguiremos trabajando en nuevas iniciativas que ayuden a garantizar que la IA avance en la difusión del conocimiento, al tiempo que protege los derechos y las necesidades de los creadores.

Versión original del post aquí 

Tags: , ,

Posts relacionados

La Comunidad de Madrid y Microsoft firman un acuerdo para impulsar el uso de la Inteligencia Artificial en los servicios públicos

La Comunidad de Madrid y Microsoft han firmado un protocolo de colaboración para impulsar la modernización de los servicios públicos, mejorar la personalización de la atención al ciudadano y optimizar los procesos administrativos gracias a la aplicación de la Inteligencia Artificial (IA). Esta alianza se ha hecho publica tras la firma de Alberto Granados, presidente de Microsoft y Miguel López-Valverde, consejero de Digitalización de la Comunidad de Madrid.

Microsoft y LinkedIn presentan un estudio con las conclusiones del año en el que la IA ha revolucionado la manera de trabajar

El cuarto Índice de Tendencias Laborales, elaborado por primera vez por ambas compañías, refleja que los empleados quieren contar IA en el trabajo y no esperarán a que las empresas se pongan al día. En ausencia de una estrategia oficial de IA en sus organizaciones, el 68% de los trabajadores cualificados en España utiliza ya herramientas de IA y el 77% de los usuarios de IA introduce sus propias herramientas en el entorno laboral.