El futuro de la industria automotriz: escenarios que dirigen la transformación digital de una industria

automotive2-640x532

Estamos en el umbral de creación de valor sin precedente para la industria y la sociedad, impulsado por el ritmo acelerado de los cambios habilitados a través de la tecnología digital. Ya sea que se trate de reunir los registros médicos de pacientes para que puedan ser compartidos de forma rápida y obtener mejores resultados en los pacientes, o de cambiar el enfoque de la gestión de la enfermedad a la salud en la asistencia sanitaria, la transformación digital cambia la forma en que trabajamos y vivimos.

Llamada la cuarta revolución industrial, esta significativa disrupción de las industrias tradicionales es alimentada por la velocidad, el costo cada vez menor de la tecnología y la rapidez con el que las compañías crecen. Existe un amplio consenso en que la oportunidad económica de la transformación digital podría ser tan alta de hasta $100 billones de dólares en todas las industrias en la próxima década.

Este impacto es más amplio que la economía por sí sola. Tomen la industria del automóvil como un ejemplo. Un análisis reciente del Foro Económico Mundial estima en aproximadamente $670 mil millones de dólares el valor de la industria y en casi $3 billones de dólares el valor para la sociedad en juego en 2025, con 1 millón de vidas salvadas debido a la transformación digital y la adopción masiva de los vehículos autónomos.

Desde Uber a Tesla y Airbnb, empresas nuevas de alto perfil ya han interrumpido en las industrias tradicionales. Todos los negocios y la industria han comenzado a considerar lo que significa la transformación digital para ellos y cómo les ayuda a reinventar su empresa y su industria. La pregunta no es “¿y si’”; y el reto no es “¿cuándo’”, sino “¿cómo?”

Integrar lo digital ha tenido resultados mixtos. ¿Por qué? No hay camino definido hacia la madurez digital y el dominio de la misma. ¿Cuál es la receta mágica para el éxito? Cuando nos fijamos en las empresas de éxito en diferentes industrias, dos temas centrales se desprenden. En primer lugar, un enorme cambio en la organización requiere un fuerte liderazgo, una visión clara ligada a los resultados reales de negocio. En segundo lugar, lo digital debe ser adoptado en todo el negocio. Comiencen con pequeños proyectos que se pueden medir y aprender de ellos, pero el plan debe ser para todas las áreas de la empresa.

La ruta digital puede ser construida a partir de una serie de preguntas:

  • ¿De qué manera la experiencia del cliente cambia de la venta al servicio?
  • ¿De qué manera la empresa impulsa a las personas para trabajar juntos, hacer su mejor trabajo y hacer más cosas?
  • ¿Cómo se consiguen las operaciones optimizadas para la eficiencia?
  • ¿De qué manera lo digital posibilita la transformación de productos, empresas y, tal vez, de la industria?

Veamos la industria del automóvil. Vamos a re-imaginar cómo construimos autos. Vamos a re-imaginar la forma en que compramos autos. Vamos a reimaginar lo que es “ser dueños” de un auto. Vamos a democratizar la experiencia automotriz para miles de millones de personas en todo el mundo y haremos esto con nuestras capacidades digitales emergentes. Los fabricantes de automóviles tradicionales, que no son conocidos por la innovación digital, han comenzado a adoptar las ideas de los coches conectados y los vehículos autónomos. El impacto social y económico real se realizará.

Desde el entretenimiento y la conectividad para el mantenimiento predictivo y soporte al cliente, la experiencia en el automóvil ha comenzado a cambiar, tal como nuestra expectativa de la seguridad vial. Digital transformará todos los aspectos de la industria automotriz desde las operaciones básicas (cadena de suministro, fabricación, los concesionarios/al por menor, servicios) a la cadena de valor (servicio, no original, financiamiento, seguro del vehículo).

La transformación digital marca el punto de inflexión en donde la nueva tecnología se convierte en el sistema nervioso central de los negocios, la conexión de las ventas, el marketing, las finanzas, recursos humanos, producción, logística y servicio al cliente, mientras se cambia para siempre cómo las empresas operan e interactúan con las personas. La nube, análisis de datos, la inteligencia artificial, la realidad aumentada y otras tecnologías emergentes son las herramientas que permiten las nuevas, mejoradas y, a veces, disruptivas capacidades del negocio. Se trata de la combinación de estas herramientas con el conocimiento del negocio y técnicas tales como el pensamiento dirigido por el diseño a examinar un problema desde una perspectiva diferente y prever nuevas oportunidades.

Microsoft se ha asociado con empresas automotrices en todo el mundo para proporcionar la plataforma digital para ayudar a replantear las posibilidades para la movilidad humana. Este informe considera “lo que podría ser” la transformación digital del campo de la industria automotriz.

Bienvenidos a la era de la empresa conectada. Las personas conectadas. El mundo conectado en general. Habilitado y transformado de manera digital.

Lean el reporte completo

Tags: , , , , ,

Publicaciones Relacionadas