Aprovechar los datos para un mejor cuidado y atención de pacientes médicos

Aprovechar los datos para un mejor cuidado y atención de pacientes médicos

Cuando hablamos de innovación nos referimos a la combinación de actividades o tecnologías que cambian el desempeño para conseguir un resultado, de manera que se expanda la dimensión de lo que es posible. Se trata de hacer más con menos: más valor, mejores resultados, mayor conveniencia, acceso y simplicidad; todo por un costo, complejidad y tiempo, menores.

En una ocasión anterior, ya había tenido la oportunidad de comentarles de manera breve sobre las aplicaciones de IoT e IA en la industria de la salud y cómo estas tecnologías podrían transformar la manera en que se cuida y trata a los pacientes. Ahora, me gustaría profundizar un poco más sobre este tema y hablarles sobre cómo los datos, la Inteligencia Artificial y otras tecnologías, impulsan mejoras en esta industria.

La industria del cuidado de la salud genera, almacena e interpreta una gran cantidad de datos provenientes de registros médicos, proveedores, pacientes y otras fuentes, que, si son aprovechados, pueden ayudar a una toma de decisiones más rápida y a un mejor cuidado y atención de los pacientes. Los datos, y la información de valor que generan, son esenciales para lograr estos objetivos. Tan solo en analítica, se espera que los hospitales tengan un gasto de 18.7 mil millones de dólares para 2020, de acuerdo con Medical Market Research, a través de la utilización de sofisticadas maneras de compartir datos, y técnicas de procesamiento y minería de los mismos, para apoyar el desarrollo de nuevos métodos de tratamiento y medicamentos.

En Latinoamérica, la innovación en el cuidado de la salud es ya una realidad y diversas empresas y hospitales desarrollan soluciones que integran tecnología para un mejor cuidado del paciente. Grupo Oncoclínicas, en Brasil, utiliza aprendizaje automático en radioterapia y quimioterapia para analizar y establecer correlaciones entre los diagnósticos de diferentes pacientes, e Inteligencia Artificial (IA) para definir más rápido las estructuras de los órganos adyacentes al tumor, y toda esta información la procesa a través de la nube.

Otro ejemplo es el de Origis en México, que con un botón conectado a la nube, notifica a las farmacias cuando se necesitan medicinas urgentes. OPharma es una red que conecta puntos de venta de farmacias y reúne información de más de 6 mil establecimientos. Este sistema corre en la nube con herramientas de IoT y virtualización de bases de datos.

Existen otros casos más que ustedes pueden revisar para conocer cómo la tecnología ha servido para transformar la manera en que la tecnología impacta el cuidado de la salud a través de todo el ecosistema de esta industria para involucrar a pacientes y clientes; impulsar a los equipos y personal de cuidado de la salud; optimizar la efectividad clínica y operativa; y transformar la salud, todo a través de una tecnología confiable, segura e innovadora.

El Hospital 9 de Julio en Brasil, a través del equipo de Microsoft Research, y everis en Latinoamérica, a través de su solución ehCOS, son otros ejemplos del uso de tecnologías como sensores inteligentes y aprendizaje automático, en el caso del primero, y analítica y Big Data, en el caso de everis, para aprovechar la información de valor de los datos recolectados para mejorar y hacer más rápida la toma de decisiones en cuestiones de tratamientos y cuidado de los pacientes.

Los datos son la piedra angular de la transformación digital que ha comenzado a presentarse en la industria de la salud, y contar con las herramientas necesarias para aprovecharlos e interpretarlos de la mejor manera posible, ayudará a que se avance más en este camino hacia un mejor cuidado y atención de los pacientes.

Las necesidades de la industria de la salud son infinitas, pero los recursos no lo son. Las plataformas y servicios de Microsoft establecen bases confiables para crear soluciones que ayuden a los proveedores de cuidado de la salud, salud pública o agencias de servicios sociales, y empresas farmacéuticas, a mejorar las experiencias de pacientes y empleados, impulsar a los investigadores y mejorar los productos y servicios frente a la escasez de recursos en esta industria.

Estoy emocionado por ver qué nuevas soluciones se desarrollarán en el futuro y las nuevas maneras en que se aprovecharán los datos no sólo en la industria del cuidado de la salud, sino en todas las industrias.