Ir al contenido principal

Cómo una ex pasante construyó una sala de redacción regional dinámica contra las probabilidades de una industria en crisis

Katherine Ann “Kat” Rowlands era una entusiasta pasante de verano para Bay City News Service hace 35 años cuando, incluso como reportera joven que seguía a periodistas veteranos, recuerda haber pensado: “Apuesto a que podría dirigir este lugar”.

Ese estribillo se prolongó durante las siguientes décadas de su carrera como periodista, desde reportera y editora en el área de la Bahía de San Francisco hasta ser corresponsal en el extranjero en Países Bajos y Honduras, hasta que, al final, en marzo de 2018, entró a la sede de la sala de redacción en Oakland California como su nueva editora y única propietaria.

Rowlands sabía que sería abrumador hacerse cargo de una organización de noticias en medio de una crisis en toda la industria. La disminución de los ingresos ha obligado a cerrar más de 2,100 periódicos en Estados Unidos en los últimos 15 años, a medida que los anunciantes y suscriptores se trasladaron a opciones gratuitas en línea. Pero el desafío creció cuando inspeccionó la sala de redacción de Bay City News ese primer día, con su atmósfera de venta de garaje de decrépitas computadoras de escritorio, polvorientos buscapersonas, máquinas de fax descompuestas y gabinetes llenos de amarillentos archivos de papel.

Una mujer de pie sostiene un maletín
Katherine “Kat” Rowlands en marzo de 2018 en su primer día como editora y propietaria de Bay City News Service en el Área de la Bahía de San Francisco (Foto cortesía de Rowlands)

“Hay muchas salas de redacción pequeñas como esta, que cojean con tecnología muy antigua y hacen que funcione porque tienen que hacerlo, pero sin recursos de capital o equipo de TI que les ayude”, comentó Rowlands. “Están enfocadas en el periodismo y no en el fondo de la operación. Como parte de mi jornada como emprendedora, tuve que descubrir cómo hacer todas las cosas del lado comercial, además del periodismo”.

Pero Rowlands es conocida por su ingenio y su exhaustiva red y en poco tiempo, Bay City News fue un brillante punto verde en un mapa que se volvió marrón debido a los llamados desiertos de noticias que se arrastran por vastas franjas del país. En solo tres años, y durante una pandemia global que obligó a cerrar a decenas de organizaciones de noticias, ella ha aumentado el número de condados que cubre su servicio de noticias en todo San Francisco, ha añadido reporteros y contrató al primer editor de fotos de la compañía. También creó una organización no lucrativa con un sitio web de noticias locales que llega, de manera directa, a los 9 millones de residentes de la región, y le dio a todo el grupo un cambio de imagen tecnológico.

“Estamos en la dirección opuesta de muchas organizaciones locales de noticias, así que eso es emocionante”, comentó Kiley Russell, quien ha sido reportero desde 1995 y ha llegado a su quinto año con Bay City News. “Kat ha sido un regalo del cielo para mi carrera”.

Rowlands, de 55, nació y se crio en Berkeley, en la casa rosada que ahora posee y que se ha convertido en la sede de Bay City News durante la pandemia. Sus padres se habían suscrito a tres periódicos diarios y a decenas de revistas y veían noticias en la TV cada noche, por lo que Rowlands creció inmersa en la conciencia de la vida cívica y la importancia de tener información sólida para participar en ella.

Trabajó en los periódicos de su escuela secundaria y la universidad y pasó sus veranos en Bay City News, donde cubría las vacaciones de los reporteros y adquiría experiencia con casi todos los roles, oficinas y turnos en la agencia de noticias.

Desde 1979, Bay City News ha proporcionado un flujo constante de artículos y un calendario de eventos diarios a periódicos y emisoras en el Área de la Bahía de San Francisco, así como a agencias gubernamentales y firmas de relaciones públicas, cualquiera que necesite estar al tanto de lo que sucede en la región. Los suscriptores de los medios vuelven a publicar las historias en sus propias publicaciones o las utilizan como antecedente para sus propias piezas o como ideas para los editores de asignaciones.

Una mujer sentada en una terraza con una laptop en su regazo
La casa de la infancia de Kat Rowlands en Berkeley, California, se convirtió en la sede de Bay City News cuando estalló la pandemia en marzo de 2020. (Foto por John Brecher)

Rowlands se enteró que Bay City News saldría a la venta cuando ella estaba a la mitad de una beca de periodismo John S. Knight de un año en la Universidad de Stanford en 2017. Había comenzado a investigar las disparidades de género en las salas de redacción para su proyecto de beca y descubrió que todo se reducía a las opciones de contratación.

“Para corregir esa disparidad se requiere una solución simple”, comentó Rowlands.

Comprar Bay City News la pondría a cargo de esas opciones de contratación, al menos para una de las organizaciones de noticias.

Rowlands comenzó a tomar clases de negocios y emprendimiento en Stanford, para estudiar modelos de negocios de medios, procesos de contratación y reclutamiento y más. Y en marzo de 2018, compró todas las acciones de la empresa.

Una mujer sobre una silla quita un tablón de anuncios de la pared
Como la nueva editora, Kat Rowlands dice que tuvo que “descubrir cómo hacer todas las cosas del lado comercial, además del periodismo”. (Foto cortesía de Rowlands)

Lo más importante por lo que Rowlands es conocida en los círculos de los medios es que conoce a todos en esos círculos, y se apoyó en esos contactos como guía mientas contemplaba cómo Bay City News podía crecer en un paisaje cada vez más reducido. Ella también creó un Consejo de Mujeres Sabias para asegurarse de que el consejo asesor no estuviera dominado por hombres, como la mayoría.

Rowlands se decidió por un modelo híbrido de negocios, al combinar el servicio de cable con fines de lucro establecido y sus suscriptores a gran escala, con un nuevo sitio no lucrativo que llega de manera directa a los lectores. El sitio, LocalNewsMatters.org, tiene un mandato de servicio público para brindar a los residentes del Área de la Bahía historias de noticias gratuitas, orientadas a la comunidad, y financiadas por donaciones filantrópicas.

El cable envía alrededor de 40 historias al día, que cubren asuntos cívicos como casos judiciales, funcionarios públicos, clima, accidentes y crimen, junto con un popular calendario de eventos verificados en la región. El sitio web multimedia llena los vacíos con historias centradas en equidad, salud, voluntariado, artes y cultura. Cerca de 20 reporteros y editores trabajan en cada lado del negocio, junto con los pasantes remunerados.

Es un modelo que vale la pena emular, comentó Sue Criss, directora ejecutiva y CEO de The Institute for Nonprofit News (INN), que se formó en 2009 y ahora brinda apoyo a 310 organizaciones no lucrativas de noticias.

“Cuando pones un propósito cívico como misión en lugar de generar ganancias, da forma de manera profunda al tipo de noticias que producen estas salas de redacción”, comentó Cross. “Asistir a una reunión de cuatro horas del concejo municipal puede ser de tremenda importancia para la vida cívica, pero bastante costoso para una organización de noticias”.

Ahora existe una barrera de entrada mucho más baja para los medios de comunicación, que pueden comenzar con un boletín o sitio web, y ya no necesitan una imprenta o una licencia de transmisión, dice Cross.

“Pero independiente de eso”, continúa, “la tecnología es en verdad fundamental para llegar a su audiencia”.

Y ese obstáculo tecnológico, más que el personal, las precarias finanzas o el periodismo, era lo que más preocupaba a Rowlands.

Reliquias de una sala de redacción de la “vieja escuela”

Como ya había agotado sus ahorros, saturado sus tarjetas de crédito y obtenido préstamos de familiares y amigos para comprar Bay City News, Rowlands tuvo que ser creativa para la “radical transformación” que sabía que era necesaria.

El presidente de Microsoft, Brad Smith, había puesto al periodismo en un lugar destacado de su lista de los 10 principales problemas de política tecnológica, al verlo como la clave para preservar la democracia, por lo que Rowlands se acercó a la compañía en busca de ayuda. Para enero de 2020, sus reporteros trabajaban en nuevas laptops prestadas con licencias de software de Microsoft 365, donadas por Microsoft News. El momento fue premonitorio, ya que COVID-19 barrió la región tan solo tres meses después.

Bay City News ya estaba establecido como un sistema remoto, con sede en Oakland y ocho oficinas en la región. Pero los reporteros de la línea DSL que solían enviar historias a la oficina principal para su edición sólo proporcionaban una transferencia unidireccional; la edición simultánea o de ida y vuelta no era posible. Todos tenían un medio diferente para comunicarse con llamadas, textos, emails y videoconferencias, todo sucedía en diferentes plataformas.

un hombre sonriente sentado en un escritorio, mira la pantalla de una computadora
Kiley Russell ha sido reportero desde 1995 y se acerca a su quinto año con Bay City News, donde cubre temas relacionados con equidad y el medio ambiente. (Foto cortesía de Bay City News)

Ahora, los reporteros no solo se comunican en Microsoft Teams, también es ahí donde almacenan sus historias para editarlas: un proceso más fluido que los métodos de correo electrónico de cortar y pegar o adjuntar documentos que siempre habían dado lugar a “problemas de formatos extraños” y ocupaban un tiempo precioso en el que las noticias se desarrollaban, comentó Russell.

“Nada supera al bullpen de una sala de redacción real en persona, pero Teams se aproxima a él tanto como uno puede”, al brindar una plataforma para conversaciones espontáneas que a menudo son calve para las ideas de una historia, mencionó Russell.

Para alguien con un experiencia en periódicos y servicios de cable de la “vieja escuela”, el año pasado resultó ser una empinada curva de aprendizaje, comentó Russell. Pero Rowlands se aseguró de que la capacitación llegara junto con las nuevas herramientas, con los programas de Periodismo de Datos de Microsoft y Microsoft 365 para Periodistas, junto con socios de Microsoft como Enlighten, FSI Strategies y Sue Hanley LLC.

Hasta el año pasado, la experiencia de Russell con los reportajes de datos había estado limitada a hojas de cálculo de Excel. Luego, aprendió como usar Power BI, el software de visualización de datos de Microsoft. Pronto había descargado “montones de registros” del Departamento de Recursos Hídricos de California, que administra una compleja red de miles de sistemas de agua municipales y privados. Lo organizó todo para encontrar los patrones generales y las anécdotas ilustrativas que formaron una historia bastante completa sobre la salud del suministro de agua del Área de la Bahía.

Luego, creó un gráfico interactivo que permitió a los lectores encontrar sus propios sistemas de agua potable y ver qué contaminantes o violaciones se habían encontrado, además de cómo se compara su agua con la de otros en todo el estado.

“Ahora trabajamos de manera constante para encontrar fuentes de datos que podamos llevar a la plataforma Power BI para ayudar a ilustrar las historias que hemos escrito o estamos en proceso de escribir”, dice Russell. “Se presta a reportajes más sólidos y detallados”.

Kat Rowlands investigó la disparidad de género en las salas de redacción para una beca en la Universidad de Stanford y descubrió que todo se reducía a opciones de contratación. (Foto de John Brecher)

Cuando comenzó la pandemia, todos los servidores de Bay City News terminaron en el medio de la sala de estar de Rowlands, con toda la operación a través de su línea personal de Internet. Dado que es un servicio de noticias las 24 horas del día, los 7 días de la semana y las historias se envían por cable al menos una vez cada hora, estuvo atada a su casa durante gran parte del año para poder reiniciar el servidor cada vez que hubiera un problema técnico, ya sea que significara salir de la cama a las 2 am o cortar un paseo por el vecindario.

Una interfaz personalizada de Power Apps al final hizo posible acceder al sistema de distribución del cable de noticias desde cualquier lugar, lo que significa que los colegas podrían compartir la carga durante sus turnos, y Rowlands por fin pudo dormir toda la noche e incluso realizar una caminata de tres horas en las colinas de arriba de la bahía.

En la noche de las elecciones de noviembre, las operaciones de Bay City News se trasladaron a la nube, lo que abrió nuevas posibilidades de crecimiento, ya que los editores de repente podían archivar historias desde cualquier lugar y, de manera eventual, adjuntarles fotos y gráficos. Rowlands contrató al primer editor de fotografías de Newswire y amplió la cobertura en tres condados más de la región, a 12.

Mujer en una silla hace gestos hacia el hombre apoyado contra archivadores
Kat Rowlands habla con el reportero Daniel Montes en la sala de prensa del Salón de Justicia de San Francisco en 2019 sobre algunos de los cambios que se llevan a cabo en Bay City News. (Foto de Felix Uribe)

“A pesar de que las organizaciones de noticias han tenido problemas, todavía existe una demanda voraz de información”, dice. “Cuanto más podamos crecer, mejores seremos para consolidar nuestra posición como columna vertebral del ecosistema de medios en esta región. Y ahora hemos pasado de un lugar de gran deuda tecnológica a un lugar en el que estamos preparados para hacer todo tipo de trabajo en verdad creativo”.

Sus esfuerzos han comenzado a ser elogiados dentro de la industria, ya que busca sobrevivir mientras lucha por contar su propia historia.

“Existe una necesidad fundamental en una sociedad democrática de tener información basada en hechos”, dice Joaquín Alvarado, consultor para empresas de medios como The Seattle Times. “Pero la mayoría de los consumidores y lectores no saben cómo ocurren las noticias locales. Las organizaciones de noticias de cobertura crítica como Bay City News pueden parecer mundanas, hasta que desaparecen”.

Miles de comunidades han perdido sus periódicos locales, y la falta de supervisión ha aumentado los costos para los gobiernos locales, según muestra una investigación, una carga asumida por los contribuyentes.

Entonces, aquellos que innovan para mantener a los reporteros en el trabajo son “héroes del movimiento periodístico local”, dice Alvarado. “Kat es el tipo exacto de persona que necesitamos para liderar en este espacio. Necesitamos personas como ella que tengan el compromiso necesario, con la suficiente terquedad y valentía para asumir estos legados y transformarlos antes de que se pierdan en la oscuridad “.

Imagen principal: Kat Rowlands y su gato Herman en su oficina en casa en Berkeley, California (Foto por John Brecher)