“Hay mucho en juego”: La National Forest Foundation se dirige a la nube para hacer crecer su misión de restauración forestal

Un voluntario de la National Forest Foundation prepara la tierra para plantar.

La voz de Marcus Selig tiene un tono de urgencia. Eso es de esperar. Ha dedicado más de 20 años a restaurar bosques en los Estados Unidos y ahora los árboles están en problemas.

Millones de acres de bosques nacionales están asolados por la sequía y en riesgo de incendios forestales a gran escala. En la organización no lucrativa National Forest Foundation, se lleva a cabo una carrera para hacer que los bosques sean más resistentes al cambio climático y a los tipos de incendios monstruosos que han devorado miles de millas cuadradas de bosques, dice Selig, vicepresidente de programas de campo de la fundación.

“Hacemos que los bosques vuelvan a una trayectoria más natural mediante la eliminación de algunos árboles en algunos lugares. En otros lugares, plantamos árboles … para que los estadounidenses puedan disfrutarlos en el futuro”, dice Selig.

“Si no gestionamos esos bosques de forma proactiva y reducimos el riesgo de incendios forestales, las consecuencias no son buenas. Vemos que los incendios se hacen más grandes y más severos. Necesitamos mantener esos bosques sanos y verdes. Con la ayuda de Microsoft, trabajamos para solucionarlo”, añade.

Con sede en Montana, la fundación confía en la Nube de Microsoft para Organizaciones sin Fines de Lucro para permitir que los empleados trabajen desde cualquiera de los 154 bosques nacionales, coordinar proyectos de conservación y rastrear cada dólar donado, para convertir, en última instancia, esos obsequios en mejoras sobre el terreno.

Un grupo de empleados de la National Forest Foundation.
Miembros del Equipo de Ataque de la Administración de Senderos de Front Range en el Bosque Nacional Pike-San Isabel. (Foto de Carly Finke, cortesía de la National Forest Foundation)

En Microsoft Ignite de esta semana, Microsoft anunció la disponibilidad general de Microsoft Cloud para Organizaciones sin Fines de Lucro. Al aprovechar las capacidades de Microsoft 365 (Outlook, SharePoint y Teams), así como Power Platform, Dynamics 365, Azure y LinkedIn, Microsoft Cloud para Organizaciones sin Fines de Lucro está diseñada en específico para el sector sin fines de lucro, lo que reduce el tiempo que estos grupos dedican a administrar los gastos generales mientras los ayuda a avanzar en sus misiones.

En la National Forest Foundation, constituida por el Congreso en 1993 para dirigir los esfuerzos de conservación de los bosques, los empleados han utilizado durante mucho tiempo hojas de cálculo para realizar un seguimiento manual de sus presupuestos, inversiones en restauración y donaciones entrantes. Y cada una de las oficinas regionales de la organización sin fines de lucro, de manera tradicional, mantenía sus propias hojas de cálculo.

En colaboración con su socio de Microsoft treshold.world, la National Forest Foundation unifica sus datos en todas las operaciones, desde la recaudación de fondos y las subvenciones hasta los contratos y programas, todo ello integrado con los servicios de Microsoft Cloud para organizaciones sin fines de lucro.

“Microsoft Cloud para Organizaciones sin Fines de Lucro permite al personal ir a un lugar para acceder a toda la información que necesitan, en lugar de buscar en archivos y carpetas”, dice Selig.

“(Esto) nos da más tiempo para concentrarnos en aquello en lo que debemos enfocarnos: más trabajo sobre el terreno, más mejoras en nuestros bosques nacionales”.

Un voluntario de la National Forest Foundation prepara la tierra para plantar.
Un miembro del United Keetoowah Band Youth Corps planta árboles nativos en el Bosque Nacional Cherokee. (Foto de Mason Boring, cortesía de la National Forest Foundation)

Al pasar de las hojas de cálculo, la organización sin fines de lucro puede obtener nuevos conocimientos sobre su trabajo, con personal capaz de tomar decisiones que impulsan los flujos de trabajo de sus equipos.

“Los beneficios que la National Forest Foundation ha comenzado a ver demuestran nuestra propia misión como parte de Microsoft Filantropías”, dice Justin Spelhaug, vicepresidente de Microsoft Tech for Social Impact, que ayuda a los grupos sin fines de lucro a acceder a las tecnologías de nube de Microsoft. “Nuestro enfoque es un modelo de negocio orientado al bien social, que ofrece soluciones innovadoras y relevantes para que las organizaciones sin fines de lucro de todo el mundo puedan hacer más para escalar sus misiones”.

Los partidarios de la fundación también verán una transparencia adicional. Microsoft Cloud para Organizaciones sin Fines de Lucro permite a la organización mantener informados a los donantes sobre los programas y proyectos que respaldan de manera financiera, mostrándoles cómo se gastan sus dólares. Esto liberará tiempo y brindará a la fundación más flexibilidad para enfocar sus esfuerzos de recaudación de fondos en las necesidades más inmediatas del programa.

Y cuando se trata del trabajo de la organización para salvar los bosques, “hay mucho en juego”, dice Mary Mitsos, presidenta y directora ejecutiva de la fundación.

“Los bosques nos dan mucho. Proporcionan aire limpio. Proporcionan agua limpia. Tienen hábitat para toneladas de especies que son importantes para nuestra vida en general. Los espacios verdes en cualquier lugar son muy importantes para la salud y el bienestar mental de las personas”, dice Mitsos.

Un grupo de miembros del personal de la National Forest Foundation está parado en un bosque mientras escucha a un líder de grupo
Los miembros de la comunidad aprenden más sobre la restauración del álamo temblón en el Bosque Nacional Sawtooth. (Foto de One Apparatus Photography, cortesía de la National Forest Foundation)

Durante los últimos 28 años, la fundación ha restaurado o mantenido casi 300 mil acres de hábitat de vida silvestre y ha inspeccionado o restaurado más de 5,600 millas de ríos y arroyos. Todo eso se ha logrado con una base de voluntarios dedicada de casi 200 mil personas, lo que ha resultado en 2.8 millones de horas de trabajo voluntario. De hecho, los trabajadores han plantado más de 20 millones de árboles, mejorado más de 25 mil millas de senderos y reducido los combustibles de incendios forestales en aproximadamente 1.5 millones de acres. Hay más por venir.

“En los próximos años”, dice Mitsos, “con la ayuda de estas soluciones de Microsoft para la recaudación de fondos, los voluntarios y el impacto del programa, vamos a triplicar nuestro impacto”.

Para obtener más información sobre Microsoft Cloud para Organizaciones sin Fines de Lucro, visiten Microsoft.com/Nonprofits y únanse a nosotros el 7 de diciembre en el evento digital “Microsoft Cloud para organizaciones sin fines de lucro: nuevas herramientas para acelerar su misión”.

Tags: , ,

Publicaciones Relacionadas