Impulsar a las sociedades conectadas – Smart City Expo World Congress

Por: Trudy Norris-Grey, Director General de Desarrollo de Negocios Globales en Microsoft

Desde ciudades tan grandes como Mumbai hasta las comunidades más pequeñas como la de Tucson, Arizona y en todos los alrededores, los ciudadanos del mundo están reuniéndose en los centros citadinos en cifras históricas. Más del 50 por ciento de la población del planeta vive hoy en día en ciudades, y se espera que esta cifra suba al 70 por ciento en 2050, con más de 6 mil millones de personas viviendo en ciudades. Esto supone 2,300 millones más que la cifra actual. Estos cambios tan rápidos, junto con soluciones tecnológicas innovadoras que son capaces de responder a problemas complejos, son muestra de que vivimos tiempos de transformación. Una transformación que está cambiando la forma en la que trabajamos, nos comunicamos e interactuamos con el mundo que nos rodea.

La base para la infraestructura de la ciudad inteligente del mañana se coloca hoy. Líderes locales impulsan los límites tradicionales del gobierno para hacer a sus ciudades más inteligentes, seguras, sustentables, económicamente más sólidas y más eficientes para sus ciudadanos, buscan incorporar tecnología para generar un efecto positivo y cambio inclusivo. Estos líderes reconocen que ahora es el momento indicado para invertir en soluciones inteligentes. Es hora de elevar y combinar la conversación alrededor de ciudades, gobiernos y ciudadanos conectados para que trabajen juntos, en cohesión, así como de manera independiente. Cuando pensamos en sociedades conectadas, debemos considerar el amplio rango de servicios y la vida citadina que incluye energía, agua, transporte, construcción y seguridad pública. Hay necesidad por una evolución en la infraestructura de ciudad y sus servicios, para que tengan más conexión entre sí. Un aspecto de futuro de esta sociedad conectada es que el transporte crece rápidamente hoy en día; la transportación, tanto de personas, como de bienes como opciones minoristas, cada vez más supone transacciones u operaciones en línea.

A medida que las civilizaciones evolucionan, también nuestros modos de transporte. Primero a pie, después a caballo y ahora en una serie de grandes y pequeños vehículos, públicos y privados. Sin embargo, conforme mejora la tecnología y el acceso a las opciones de transporte ahora están disponibles a nuestro alcance, nuestros propios vehículos todavía no están integrados en el mundo que los rodea (la tecnología y el ecosistema del transporte). Los vehículos se han hecho “más inteligentes”, pero para lograr su potencial necesitan interactuar con una ciudad inteligente, que tenga una infraestructura inteligente.

Las infraestructuras de la ciudad construidas para estacionar el auto inteligente del mañana, las carreteras conectadas, iluminación de calles y señalización deben ser un sistema sin fisuras de opciones de transporte que permita a los ciudadanos moverse y actuar entre el hogar, trabajo, la escuela y esparcimiento. Como resultado, los residentes de la ciudad están impulsados para navegar con facilidad las rutinas diarias, experiencias y desafíos de la vida. Los vecindarios y ciudadanos son más seguros gracias a las soluciones del portafolio de Microsoft Safe Cities, que permiten que los sistemas supervisen y atiendan automáticamente situaciones como el mal funcionamiento de los semáforos, al redireccionar el error a un equipo de servicio que se encuentra pocas cuadras de distancia.

Mayor infraestructura conectada

Un whitepaper de IDC recientemente publicado define una ciudad inteligente como un sistema de sistemas. El sistema conectado de la ciudad juega un papel vital en una ciudad inteligente exitosa porque todos los sistemas están interconectados y una parte afecta el conjunto. Una ciudad que aproveche su capacidad, competencia e intelecto, podría centrarse directamente en mejorar la infraestructura, puede cimentar un impacto duradero durante las próximas décadas –no sólo en términos del bienestar de sus ciudadanos, sino también en el potencial económico de la ciudad al atraer talento clave. Con el sector de Internet de las Cosas en crecimiento, una industria de un millón de billones de dólares en la próxima década, no hay límite para el impacto que estos avances pueden tener en la infraestructura de la ciudad. En Gandia (España), las autoridades municipales han instalado más de 13,000 faros conectados en toda la ciudad para controlar y monitorear de forma remota el uso de energía, utilizando la nube de Microsoft Azure. La ciudad ahora gasta 80% menos en energía y ha reducido las emisiones de CO2 durante el proceso. En Atlanta, Georgia (Estados Unidos), el departamento de policía de Atlanta permite a los oficiales utilizar dispositivos móviles para acceder a los tableros de instrumentos de datos que identifican a los infractores repetidos, registros de arrestos juveniles, delincuencia vecinal, información relacionada con pandillas y más. Al empoderar a los oficiales con esta mejora del conocimiento situacional, ellos estarán mejor capacitados para rastrear los patrones del crimen y tomar decisiones en tiempo real para prevenirlo.

Incluso con este progreso, la infraestructura de la ciudad en muchos lugares sigue ganando ímpetu. La mayoría de las inversiones de ciudades inteligentes son para proyectos específicos, liderados por departamentos individuales, no coordinados entre agencias u organizaciones. La próxima ola de inversión e innovación de ciudades inteligentes consiste en implementar soluciones que conecten sistemas separados entre sí. IDC declara que “si estos sistemas separados se coordinan proactivamente y se apoyan con datos integrados, los beneficios pueden mejorar toda la ciudad”. Lograr esto requerirá trabajar en conjunto. Microsoft cuenta con un vasto ecosistema de socios, que incluye a miles de estos que destacan las soluciones que necesitan las sociedades digitales. La transformación digital no es una transacción para Microsoft, es una asociación.

Hay muchas barreras por delante, incluyendo: preocupaciones de seguridad y privacidad, falta de estándares de la industria, falta de financiamiento y presupuestos limitados, una plétora de soluciones o proveedores para usar, y haciendo que se comuniquen con la mezcla existente de tecnologías de un municipio. Microsoft y sus socios están innovando continuamente e implementando soluciones para ayudar a las ciudades a trabajar en torno a estas barreras. No sólo tenemos la experiencia y la capacidad para asegurar las plataformas para las sociedades digitales, podemos ayudar a las ciudades a innovar en la parte superior de sus sistemas existentes para acelerar sus transformaciones.

La colaboración impulsa la innovación

Donde algunos pueden ver esta complejidad como un reto, en Microsoft lo consideramos como una oportunidad. Queremos estar a la altura de nuestra propia misión de empoderar a cada persona y organización –cada ciuda – en el planeta para lograr más. Creemos que la industria de la tecnología tiene un papel importante que desempeñar en ayudar a los líderes de la ciudad, funcionarios del gobierno, academia, socorristas, planificadores urbanos, fabricantes automotrices y otros, a que se reúnen para optimizar la infraestructura de la ciudad y acelerar la innovación digital.

Ya estamos ayudando a los líderes a desarrollar e implementar soluciones tecnológicas basadas en la nube para profundizar sus esfuerzos de innovación y transformación digital, para que puedan ofrecer operaciones gubernamentales y servicios ciudadanos más seguros, inteligentes y efectivos. Al reunir el creciente ecosistema de la ciudad, la innovadora tecnología de ciudad inteligente y el mercado del automóvil conectado en rápido crecimiento, enfocamos la atención en un elemento de la futura sociedad conectada. Y reconocemos que para construir una sociedad conectada; y así, vamos a aprovechar nuestros sólidos ecosistemas de socios y plataformas de confianza.

Usando lecciones aprendidas en Londres, Auckland, Miami, Atlanta y otras ciudades, podemos transformar ilimitadamente. Pronto, los ciudadanos de todo el mundo tendrán opciones de tránsito sin precedentes y caminos más seguros para viajar. Los datos conectados se asegurarán a los más altos estándares posibles y se compartirán entre los sectores gubernamental y privado. Un accidente de tráfico en medio de un desarrollo de vivienda pública será tratado igual que un accidente en el distrito de negocios del centro. Los primeros auxilios se llamarán en el momento en que se dispara un sensor a bordo del vehículo y los datos analíticos y video ayudan a explicar qué pasó y cómo. Los autobuses escolares y de transporte público se encaminan alrededor de la escena del accidente para que los trabajadores todavía puedan llegar a trabajar a tiempo.

Además de la tecnología, la colaboración permite a esta sociedad conectada. Líderes de la ciudad, ciudadanos, académicos y servicios públicos trabajando juntos para habilitar a nuestros vecinos y enriquecer nuestras comunidades. Por ejemplo, estamos trabajando con Cubic Corporation para ayudarlos a escala global con el uso de Azure. Las soluciones de Cubic ofrecen un enorme beneficio a las experiencias ciudadanas en todo el mundo con sus innovaciones en la gestión del tráfico y el transporte.

Al liderar este cambio de una manera reflexiva y deliberada, las ciudades crearán ambientes más sustentables, prósperos e inclusivos para todos. A través de la iniciativa Smart Cities for All (SC4A), las ciudades están trabajando para eliminar la brecha digital para las personas mayores y con discapacidades en todo el mundo. SC4A ha desarrollado un modelo de madurez para ayudar a las ciudades de todo el mundo a evolucionar y evaluar su nivel de inclusión digital y accesibilidad. A través de Vision Zero, Microsoft está trabajando con Open Data Nation (ODN) para reducir las fatalidades de tráfico y lesiones. Creando ambientes acogedores que atraigan nuevos negocios y culturas, que creen ciudadanos, los que hoy lideran y lo harán bien el día de mañana, desarrollarán reputación como la creación de un gobierno y una comunidad que trabaja para todos sus ciudadanos.

Todo este trabajo es, en última instancia, el recurso más importante del planeta: la gente.

Más del 80 por ciento de los millennials creen que la tecnología de SmartCity impactará positivamente en nuestras vidas y se lo debemos a la próxima generación de líderes para juzgarnos por cuántas vidas cambiamos debido a la tecnología.

En Microsoft, nuestro objetivo es ser un socio de confianza y con recogimiento somos nombrados el proveedor de ciudades inteligentes más confiable. Incluso con un historial comprobado de trabajar con líderes locales, siempre estamos esforzándonos por ganar y mantener su confianza a medida que desarrollamos soluciones innovadoras para ayudar a las ciudades a trabajar en torno a las barreras. Combinado con una sólida red de socios innovadores que resuelven problemas, podemos conectar los sistemas urbanos, nivelar el campo de juego para las ciudades marginadas y crecer en todo el mundo sin límites con estos.

 

Contacto para medios

David Mínguez Novoa, v-davmin@microsoft.com

 

Aviso a los editores: Para más información, noticias y opiniones de Microsoft, visite el Centro de Prensa de Microsoft en http://news.microsoft.com/es-xl/. Los enlaces web, los números telefónicos y los títulos fueron los correctos al momento de publicarse, pero pueden haber cambiado desde entonces.