CEO

  • Nombre completo

    Satya Nadella

  • Lugar de nacimiento

    Hyderabad, India

  • Fecha de nacimiento

    1967

  • Lugar de residencia

    Bellevue, WA

  • Escolaridad

    Licenciatura, Maestría en Ciencias, Maestría en Administración de Empresas

  • Pasatiempos

    Críquet, poesía

Satya Nadella, el tercer CEO de Microsoft, aporta a su nuevo puesto un ímpetu incesante por la innovación y un incansable espíritu de innovación. Se unió a Microsoft hace 22 años porque conocía la manera en que Microsoft permite a la gente hacer cosas mágicas para hacer del mundo un mejor lugar. “Muchas compañías aspiran cambiar el mundo, pero solo pocas tienen los elementos necesarios para hacerlo: talento, recursos y perseverancia. Microsoft ha demostrado tener los tres en abundancia”, afirma.

Videos

  • Satya Nadella - CEO
  • Bill Gates - Fundador y Asesor Tecnológico
  • Steve Ballmer - Antiguo CEO
  • John W. Thompson - Presidente

Conozca al CEO

Con una visión adquirida durante sus más de dos décadas en Microsoft y como alguien que ha luchado por implementar cambios dinámicos, tanto en los productos de la compañía como en su cultura, Satya Nadella afirma sentirse honrado de suceder a Bill Gates y a Steve Ballmer como el tercer CEO de Microsoft.

“Nuestra industria no respeta la tradición, solo respeta la innovación”, dice. “La oportunidad que depara el futuro para Microsoft es enorme, pero para aprovecharla, debemos ser más ágiles, estar enfocados y continuar transformando. Una parte importante de mi trabajo consiste en mejorar nuestra capacidad de llevar productos innovadores a nuestros clientes en forma más rápida”.

Nuestra industria no respeta la tradición, solo respeta la innovación

Nadella, de 46 años de edad, nació en Hyderabad, India. De joven, el críquet era su pasión y lo jugó a nivel competitivo como miembro del equipo de su escuela. “Pienso que a través del críquet aprendí a trabajar en equipo y a desarrollar las capacidades de liderazgo que me han acompañado durante toda mi carrera”.

Nadella “siempre quiere crear cosas”, dice. Sabía que Ciencias de la Computación era la carrera que deseaba emprender; sin embargo, esta no existía cuando asistía a la Universidad de Mangalore, de modo que cursó la licenciatura en Ingeniería Eléctrica. “Fue así como descubrí lo que habría de convertirse en mi pasión”.

Continuó estudiando y obtuvo una maestría en Ciencias de la Computación de la Universidad de Wisconsin, en Milwaukee, y una maestría en Administración de Empresas de la Universidad de Chicago.

“Me gusta aprender”, dice Nadella. “Pienso que una de las cosas que más me entusiasma es aprender algo nuevo. Puedo aprender algo sobre cierta área. Puedo aprender algo de la gente. Puedo aprender algo al hacer las cosas en forma diferente. Y admiro que la demás gente también lo haga. Estoy convencido de que si no aprendes cosas nuevas, dejas de hacer cosas importantes y útiles. Por lo tanto, puedo decir que la familia, la curiosidad y el deseo de aprender son los aspectos que me definen”.

Con frecuencia se inscribe a cursos en línea. “Ambiciones descabelladas en los 15 minutos libres que tengo por las mañanas. Intento escuchar una clase de neurociencia o algo por el estilo. Me pregunto a mí mismo, ‘¿Por qué haces esas cosas?’. Porque me encanta”.

Inició su carrera como miembro del equipo de tecnología de Sun Microsystems. En 1992 ingresó a Microsoft. Se encontraba estudiando la maestría en administración cuando Microsoft le ofreció un trabajo. La compañía se encontraba construyendo un sistema operativo que se llamaría Windows NT y necesitaban a una persona que conociera los sistemas operativos UNIX y de 32 bits. Nadella deseaba concluir su maestría y aceptar el trabajo de Microsoft. Hizo las dos cosas.

“Solía viajar a Chicago los viernes en la noche, asistía a clases el sábado y regresaba a Redmond para trabajar toda la semana”, comenta. Le tomó dos años y medio, pero logró terminar su maestría.

El nuevo CEO de Microsoft se relaja leyendo poesía, en todas sus formas y de poetas tanto indios como estadounidenses. “Es como el código”, explica. “Intentas entender algo que se puede describir en muchas, muchas oraciones y páginas de prosa, pero puedes convertirlo en un par de líneas de poesía y aun así obtienes la esencia —justamente en eso consiste la compresión—”. De hecho, afirma, el mejor código es la poesía.

También disfruta ver el Test Críquet, que es la forma más larga de este deporte, con partidos que pueden durar días y días. “Me encanta”, dice. “Hay tantas ‘tramas secundarias’ que es como leer una novela rusa”.

“Una de las cosas que más me entusiasman del trabajo es cuando alguien inventa una gran función de software, cuando se le ocurre una idea fantástica respecto a la definición de precios, cuando diseña un buen programa para los clientes, o simplemente tiene una postura hacia su trabajo que es innovadora y colaborativa. Todos los días me sorprende la manera en que la gente puede sobresalir, y eso es lo que me más me motiva”.

Todos los días me sorprende la manera en que la gente puede sobresalir, y eso es lo que me más me motiva.

En un correo electrónico a los empleados, Satya comenta: “Llegué a Microsoft por la misma razón que la mayoría de la gente que se une a esta compañía: para cambiar el mundo a través de tecnologías que permiten a la gente hacer cosas asombrosas. “Muchas compañías aspiran cambiar el mundo, pero solo pocas tienen los elementos necesarios para hacerlo: talento, recursos y perseverancia. Microsoft ha demostrado tener los tres en abundancia”, afirma.

Fotos