La historia con robots que no te esperabas

Rumbo al Foro Global de Educación Barcelona 2014

Docente Sor Carmen María Parada
Gamez
, Docente Experta en ROBÓTICA.

Por Rosalba Mackenzie

Desde Metrópolis hasta Matrix, pasando por Terminator, nuestro imaginario colectivo se ha acostumbrado a la idea de que las máquinas podrían llegar a dominar a la humanidad, ¡…y no de forma amigable! Por fortuna, nuestro presente aún dista de esa reiterada distopía. Desde hace algunas décadas los robots nos acompañan y nos rodean en forma de electrodomésticos, juguetes e instrumentos, nuestra convivencia con ellos está ya tan asimilada que reparamos cada vez con menor frecuencia en ello.

En El Salvador, Sor Carmen María, docente del Complejo Educativo Católico Nuestra Señora del Rosario, le da un nuevo giro al uso de la robótica: la utiliza para enseñar a pequeños que asisten desde el Jardín de niños hasta la educación Preparatoria a pensar y construir conocimiento de manera diferente.

El proyecto “Desarrollo integral mediante la robótica educativa” comenzó en 2006, apenas un año después de que una compañera asesora pedagógica le platicara su experiencia en un congreso sobre robótica. Esto hizo que Sor Carmen se interesara en estudiar al respecto, para ver cómo aplicarlo a su vida laboral, como encargada del centro de cómputo de la escuela en la que labora.

En aquél 2005, Carmen no sabía nada de robótica, pero le entusiasmaba la idea, así que por su cuenta investigó en internet, realizó un pequeño proyecto y lo presentó al Ministerio de Educación en su país. Este proyecto fue aprobado y gracias a él se hizo acreedora a tres mil dólares, con los que se pagó la capacitación adecuada y compró tres kits para poner en práctica la materia. Pero el camino no fue fácil: pasó todo un año trabajando en el proyecto, aprendiendo junto a sus estudiantes diariamente; poco a poco, compraron más kits, porque de pronto llegó a tener hasta a 60 alumnos en clase, para los que el material no bastaba, y había que armar y desarmar todo el día, para que todos tuvieran la oportunidad de jugar y aprender.

Al principio, sus compañeros docentes la apoyaban moralmente, pero no creían del todo en la utilidad de enseñarles robótica a los alumnos, mucho menos que esto pudiera potenciar el conocimiento. A Sor Carmelita le costó que creyeran en el proyecto, y por ende que dejaran a los alumnos quedarse más tiempo con ella, por eso decidió integrar las asignaturas al aprendizaje. Es decir, seguir enseñando robótica a los alumnos, pero mediante la realización de proyectos sobre las asignaturas cotidianas de la escuela, como sociales, lenguaje, ciencias e incluso religión, siempre basándose en el método científico. Con estos trabajos, los alumnos defendían su calificación del período.

Pronto los compañeros notaron que el sólo hecho de estar en robótica impulsó a sus alumnos a obtener calificaciones más altas. Pero no sólo mejoraron sus notas, sino su visión de la realidad, pues con cada proyecto se vuelven más críticos. Hoy en día, los docentes de su escuela trabajan de manera colaborativa, el “Desarrollo integral mediante la robótica educativa” ha demostrado ser una herramienta innovadora, multi e interdisciplinaria.

Hoy, los alumnos asisten a talleres, donde sus profesores los apoyan con conocimiento y asesoría para desarrollar y defender su proyecto. Existe por ejemplo, un taller en el que los niños deben hacer un “guión” (un relato o historia), para que se les asigne tema y entonces desarrollen los personajes, pero ya no mediante la lengua, sino con papiroflexia o plastilina; aquí se cubre el tema de lenguaje y robótica atípica. Otro ejemplo: para fortalecer el área de matemáticas, en específico el tema de las fracciones, sumas y restas, se recurre al tangram, con el que los jóvenes juegan y construyen figuras. Un último ejemplo: el taller de los videojuegos, que se puede aplicar a cualquier asignatura, pues los alumnos estudian bien su tema, y con base en él desarrollan un videojuego en PowerPoint. Después, para presentar sus proyectos, los jóvenes deben estudiar la parte de oralidad, expresión y vocabulario.

La robótica educativa es un escenario que permite a los niños y niñas, desde temprana edad, construir su propio conocimiento y los lleva de la mano hacia el saber científico, permitiéndoles aprender en una forma más práctica, sencilla y motivadora, para que no sólo sean consumidores, sino también investigadores y creadores de conocimiento.

Sor Carmen es una orgullosa Educadora Experta de Latinoamérica, su pasión por la docencia le llevará en marzo próximo al Foro Global de Educación, en Barcelona. Al respecto, comenta:

“Estoy nerviosa… Me estoy preparando y estoy dando todo lo que está de mi parte para el evento. Estoy muy agradecida con Microsoft por esta oportunidad de compartir con más docentes, esta realidad, que no es sólo jugar por jugar, sino que las asignaturas se pueden convertir en un eje transversal”.

Actualmente, Carmen se está capacitando más, pues se encuentra desarrollando un proyecto más relacionado con robótica y elementos electrónicos.


Herramientas
Microsoft: Kodu, Excel, Power Point, Onedrive, Word, Mouse Mischief, Movie Maker.


Sitio:


http://proyectosdelrosario.blogspot.mx/



http://www.youtube.com/user/cecnsr