Blockchain. Cómo unirse a la revolución.

Por Marco A. Pablos, David Mangas y Luis Montero Padilla, Microsoft Servicios.

La innovación tecnológica está cambiando radicalmente la forma en que opera el mundo y Blockchain es un ejemplo de tecnología disruptiva que podría tener el mismo impacto que la aparición de Internet en su momento.

Blockchain ha permitido la puesta en marcha de lo que se ha dado en llamar el Internet del Valor mediante la implementación de un libro de registro globalmente distribuido en millones de ordenadores. Compartido y accesible a todo el mundo permite que cualquier activo pueda ser intercambiado de manera segura, inmutable, casi inmediata y sin necesidad de contar con intermediarios.

Las compañías que están evaluando su adopción buscan su potencial disruptivo para definir nuevos modelos de negocio, aumentando la transparencia, minimizando las posibilidades de fraude y reduciendo el coste de conciliación de transacciones, entre otros beneficios.

Todo apunta a que 2017 es el año de despegue de Blockchain. Así lo indica el volumen de empresas que han puesto en marcha pilotos de la tecnología y por los escenarios de negocio reales que han empezado a implementar.

En la actualidad existen tres tipos de redes de Blockchain basados en diferentes modos de asociación de participantes:

  • Pública. Cualquier persona en el mundo puede validar, registrar y consultar transacciones en el libro de registro (el caso más conocido de red pública es Bitcoin).
  • Privada. Los permisos de escritura se mantienen centralizados en una organización. Los permisos de lectura los concede el dueño de la red, pudiendo ser públicos o restringidos.
  • Consorcio. El mecanismo de consenso es controlado por el conjunto de participantes (consorcio). El permiso de lectura del Blockchain está restringido a los participantes -como en el tipo privado- pero el consorcio puede otorgar permisos de lectura a entidades externas. Hoy existen unos 25 consorcios, donde el 52% de ellos pertenecen al sector financiero (Ejemplos: R3 en el sector financiero, B3i para seguros o Dutch Logistics Group, aplicación en escenarios de logística).

Por sus orígenes, Blockchain está muy asociado al sector financiero. Sin embargo, su capacidad para digitalizar cualquier activo, para poder registrar la propiedad sobre ellos y para permitir transacciones de cambio de propiedad, facilita encontrar escenarios de aplicación en todas las industrias:

  • En seguridad pública permite, por ejemplo, registrar la identidad de personas, objetos, familias de objetos. Se ha utilizado en escenarios de registro y seguimiento de refugiados.
  • En el sector Seguros, para escenarios de proceso y administración de reclamaciones o predicción de fraude.
  • En el sector Media, para la gestión de derechos digitales, seguimiento de Fans, monetización de juegos.
  • En el sector Médico, para la compartición de registros, medicina personalizada, auditoría de cumplimento regulatorio.
  • En el registro de la titularidad sobre activos se está empleando, por ejemplo, para diamantes o sobre fincas y terrenos.
  • En el sector Público tiene aplicación, por ejemplo para procesos de votación, registro de vehículos, registro de copyright, etc.
  • En el sector de la automoción, como un registro confiable de información de los diferentes sensores de un vehículo, de identidad única con entidades aseguradoras, talleres, posibles compradores, tráfico o el gobierno durante el ciclo de vida del mismo.

Evolución de Blockchain

Desde la aparición de Bitcoin, Blockchain ha evolucionado habilitando nuevos escenarios que transcienden al registro de transacciones entre individuos.

Blockchain 1.0

La primera versión está ligada a la aparición de la criptomoneda Bitcoin y permite fundamentalmente el registro de transacciones entre pares. El libro de registros guarda la firma digital de las entidades (individuos, coche), junto con información complementaria como relaciones de propiedad, sucesos y cambios de esas relaciones de propiedad.

Blockchain 2.0

La segunda versión habilita los SmartContract, que implementan la lógica existente en los términos y condiciones de cualquier contrato físico para que perduren hasta que expire. El SmartContract se auto-ejecuta y reacciona a eventos y mensajes concretos. En base a ellos, realiza acciones y transferencia de activos entre las partes, dejando registro de todo, por lo que es totalmente transparente para fines de auditoría y cumplimiento regulatorio.

Blockchain 3.0

La tercera versión permite satisfacer los requisitos empresariales necesarios en la adopción de una tecnología así como, por ejemplo, la gestión de certificados e identidades, la gestión de la encriptación, la explotación de los datos que hay en el Blockchain con servicios de datos y machine learning, la monitorización, la gestión y la operación de la plataforma.

Por la importancia de la tecnología y las oportunidades que abre, Microsoft lleva tiempo apostando por ella y acaba de lanzar Blockchain as a Service (BaaS), un stack completo de lógica modular para construir consorcios empresariales basados en Blockchain, que utiliza Azure como plataforma cloud. Entre sus principales ventajas permite lo siguiente:

  • Selección de cualquier tecnología de blockchain en función del escenario de negocio a resolver.
  • Creación de soluciones de forma rápida y barata en entornos de Dev/Test/Prod sobre Azure para innovar escenarios privados, públicos, basados en permisos y consorcios.
  • Compartición fácil de las soluciones al apoyarse en Azure.
  • Disponibilidad de servicios básicos para las empresas que permitirán la integración de las soluciones con los sistemas tradicionales de un modo sencillo.

BaaS cuenta con una Plataforma Base que permite utilizar casi cualquier implementación de Blockchain del mercado (Ethereum, Ripple, OpenChain…etc.) y con un Middleware que proporciona servicios básicos para construir soluciones sobre dicha plataforma.

Los servicios básicos en el Middleware consisten en:

  • Gestión de Identidades y Certificados, para autenticación, autorización, generación de claves, certificados y permisos para cadenas de consorcios.
  • Servicios de Encriptación, para permitir que los datos en dichos campos solo sean visibles para los participantes y entidades con acceso (propietario, reguladores).
  • Servicios de Cryptlets, para habilitar una capa middleware que asegure que la arquitectura soporte acceso a datos externos desde un SmartContract sin comprometer la seguridad.
  • Servicios de Gateway de Blockchain, para proporcionar integridad transaccional a operaciones entre diferentes libros de registro (Ej.: transferencias de instrumentos financieros en una cadena de provisión que trasciende a redes de Blockchain de distintos proveedores). Coco Framework, recientemente anunciado por Microsoft, habilita la creación de redes de Blockchain altamente escalables y confidenciales, permitiendo la integración de redes de nodos basados en diferentes protocolos de mercado existentes (Corda, Ethereum…etc.).
  • Servicios de datos, Big Data, Machine Learning, Advanced Analytics, Business Intelligence para SmartContracts, Blockchains, Consorcios y Reguladores.
  • Gestión y operaciones, herramientas para el despliegue, la gestión y las operaciones de libros de registro distribuidos en consorcios de empresas.

Un ejemplo de una revolución que ya es presente

El Departamento Financiero de Microsoft, anticipando los potenciales beneficios de Blockchain, lo aplicó a sus procesos de financiación comercial (manuales, lentos y costosos), buscando aumentar la eficiencia en la cadena de provisión de letras de crédito a sus clientes.

El gráfico muestra el proceso original para la emisión de una Letra de Crédito a un cliente (SBLC) y sus distintos participantes: cliente (Applicant); Microsoft (Beneficiary); y dos bancos – el banco del cliente (Issuing Bank), y el banco utilizado para validar el crédito (Advisory Bank)-.

El proceso original duraba entre 3 y 5 semanas, y estaba soportado por papel, con emails y faxes. Cada línea del diagrama representa bien flujo de información entre los cuatro participantes o bien un punto de decisión. El diagrama de la derecha muestra cómo el proceso se ha mejorado, reduciéndolo a algo que sucede entre 3 y 5 días. Usando un SmartContract, cada participante en el proceso puede ver el estado de aprobación a lo largo ciclo y trabajar sobre una “versión única de la verdad”. De ese modo se simplifica enormemente el proceso y se minimizan duplicidades y errores.

Esto es solo un ejemplo de cómo Blockchain está llamado a ser una pieza clave en la innovación de todos los sectores. Con él, las organizaciones tienen la oportunidad de acelerar su transformación digital y re-imaginar los procesos de negocio y servicios digitales, factores que, en definitiva, pueden marcar la diferencia en un entorno cada vez más competitivo.