Desde turbinas de avión a las luces de la calle, el transporte es cada vez más inteligente

Por: Susanna Ray

Las aerolíneas de todo el mundo están ansiosas por aprovechar las tecnologías que emergen de manera rápida para mejorar la experiencia de sus pasajeros y ser más eficientes. Pero mientras que los ejecutivos reconocen las oportunidades, también saben que no pueden hacerlo solos.

Rolls-Royce y Microsoft. Los dos líderes de la industria en tecnología de motores y aeronaves están colaborando para ofrecer a los transportistas sus conocimientos e ideas en un negocio donde cortar el 1 por ciento de uso de combustible llega a $250 mil dólares anuales en ahorros por avión. Un reciente informe de PricewaterhouseCoopers estima que el uso de herramientas digitales en el mantenimiento de aeronaves podría ahorrar más de $100 millones de dólares al año para una aerolínea grande, con una flota de unos 500 aviones.

“Nuestro programa de mantenimiento TotalCare fue revolucionario en los años 90, así que somos pioneros y mediante la colaboración con un socio pionero como Microsoft, podemos traer soluciones digitales innovadoras a las líneas aéreas ahora”, dice Alex Dulewicz, jefe de Mercadotecnia de Servicios en la División Aeroespacial Civil de Rolls-Royce. “Vemos un valor real en colaborar con una organización que ya lidera el camino con sus capacidades establecidas de software y analítica de datos.”

Bajo el programa TotalCare, las aerolíneas empezaron a pagar a Rolls-Royce por las horas que eran capaces de volar en lugar de pagar por las reparaciones. Eso hizo que el concepto fuera el primero en la industria en alinear los objetivos de las compañías aéreas con un fabricante de motores, es decir, que tiene a los aviones en el aire tanto como sea posible. TotalCare demostró ser “un gran éxito”, dice Dulewicz, y más del 90 por ciento de los transportistas que utilizan motores Rolls-Royce se inscribieron en el plan de mantenimiento.

Mientras tanto, no sólo ha cambiado el mundo gracias a los avances tecnológicos, también se ha elevado la exigencia para los fabricantes de motores en la búsqueda de reducir al mínimo, de manera continua, las interrupciones en tierra continuas, que son costosas para las operaciones de las líneas aéreas, dice Dulewicz.

Evolución inteligente en el servicio

Así que ahora, dijo, es el momento para la próxima evolución en el servicio, ir más allá del modelo actual que monitorea la salud del motor y detener los problemas potenciales, a uno que ayudará de manera proactiva a las líneas aéreas para que utilicen sus equipos de manera más eficiente. Para tal fin, Rolls-Royce integrará capacidades de Microsoft en su nuevo programa de soluciones de servicio ayudando a las aerolíneas a obtener el máximo rendimiento de sus motores mediante el análisis de la enorme cantidad de datos generados durante cada vuelo para llegar a maneras de reducir el consumo de combustible, mejorar la planificación del mantenimiento para disminuir el tiempo de inactividad y mejorar la retención del valor de los activos del motor.

Los motores de hoy tienen cientos de sensores y señales que transmiten gigabytes de datos de cada vuelo. Con más de 85 compañías aéreas que vuelan aviones equipados con motores Trent de Rolls-Royce, la compañía supervisa 50 mil vuelos al mes, o 14 millones de horas de vuelo al año. Eso significa procesar, analizar y almacenar terabytes de datos en toda la flota del motor. Y esa cifra seguirá creciendo debido a que Airbus y Boeing aumentaron su producción para atender una cartera récord de pedidos de aviones. Rolls-Royce proyecta que habrá unos 7,500 de sus motores Trent impulsando aviones en una década, frente a los cerca de 4,600 que hubo en el año 2015.

CME-0110

Para darle sentido a todos esos datos, junto con la climatología, las restricciones de la ruta y los requisitos de control de tráfico aéreo que afectan al rendimiento, Rolls-Royce está recurriendo a los servicios basados ​​en la nube Azure de Microsoft para la recolección y almacenamiento de información. Y luego, Microsoft Azure Stream Analytics, Machine Learning and Power BI ayudarán a Rolls-Royce a hacer recomendaciones a los ejecutivos de la aerolínea para que vean la forma más eficiente de utilizar sus motores en vuelo y en tierra.

Y con información actualizada acerca de cómo un motor se desempeña durante un vuelo, los mecánicos pueden estar listos para entrar en acción y comenzar las reparaciones tan pronto como el avión llega al hangar -casi como un equipo de mecánicos de auto de carreras- lo cual es crucial para evitar retrasos en los planes de vuelo, pues se incluyen los plazos de entrega ajustados en los aeropuertos.

“Esta colaboración creará nuevos servicios digitales para Rolls-Royce para ofrecer un mejor servicio a los clientes”, dice Jason Zander, Vicepresidente Corporativo de Microsoft Azure.

Así como Rolls-Royce se expande más allá de hacer y mantener los motores a través de servicios digitales, los beneficios para la industria prometen ser significativos. La compañía estima que sólo el 4 por ciento de los $60 mil dólares que le cuesta a una aerolínea operar un vuelo típico se gasta en el mantenimiento, mientras que hasta un 40 por ciento se destina a combustible.

La transformación de eficiencia de los aviones y el rendimiento del tiempo de funcionamiento a través de análisis de datos ayudará a los clientes de Rolls-Royce no sólo a ahorrar dinero, sino también a mejorar sus operaciones. Y esto en última instancia significa vuelos más confiables, cómodos y menos costosos para pasajeros y tripulación.

Faros inteligentes y autos

El transporte aéreo no es el único medio de transporte que se beneficia del nuevo entorno digital – el juego por tierra, también. Los atascos de tráfico y la contaminación comenzarán a remitir en algunas ciudades que instalarán nuevas farolas construidos por SM!GHT smart.city.light, una unidad de la compañía alemana suministradora de electricidad EnBW.

Car-electricity_DSC0532_02_10x15cm

SM!GHT utiliza la tecnología de Microsoft para una red de faros inteligentes basada en la nube Azure que no sólo proporcionan puntos de recarga de vehículos eléctricos, Wi-Fi y botones SOS, también pueden detectar la contaminación, el ruido, la temperatura, la humedad y la congestión del tráfico. Todos esos datos se analizan en tiempo real utilizando Azure Stream Analytics con el aprendizaje automático y la retransmite a planificadores de la ciudad o sistemas de control de tráfico para ayudar a desviar o frenar los conductores, mejorando el viaje y la calidad del aire de los barrios.

Las ventas SM!GHT comenzaron en octubre de 2015 y las farolas ya están en uso en ciudades alemanas, suizas, noruegas y australianas, comenta Matthias Weis, jefe del programa.

“Entre más bases SM!GHT se vendan, más datos tendremos y se hará más interesante en la medida que trabajamos para integrar esta solución con otras tecnologías”, dije Weis.

La inteligencia y la conectividad han comenzado a ser utilizadas para mejorar la gestión de las redes de recarga para vehículos eléctricos, a través de una plataforma basada en Azure, operada por ABB y Microsoft, así como de camiones y flotas de autobuses, y la construcción o la maquinaria de energía eólica a través del proveedor alemán de automoción ZF Friedrichshafen AG y su especialista en conectividad Openmatics. ZF y Openmatics también han comenzado a utilizar sensores que gestionan el concentrador Microsoft Azure IoT para ayudar a los clientes a monitorear los envíos de carga. La empresa de ingeniería automotriz IAV está utilizando Windows 10 Continuum para transmitir datos, servicios y aplicaciones directamente en los vehículos a través de los dispositivos que los conductores ya utilizan.

trucks_automotive_transport_14-05-19_02_ZF_Services_OpenmaticsIncluso aquellos que no conducen pueden beneficiarse de que el transporte se vuelva más inteligente. Bajo un concepto de IAV y Microsoft, que emplea la suite Azure IoT y Cortana Analytics, los peatones pueden disfrutar de paseos más seguros mediante el uso de dispositivos wearable para enviar sus posiciones a los semáforos conectados a un servicio basado en la nube Azure que alerta a los vehículos de su posición, incluso si los conductores no pueden verlos. El sistema también puede utilizar cámaras instaladas en los semáforos para ver a los peatones, evaluar las imágenes mediante algoritmos en Microsoft Azure Machine Learning y transmitir la información a los vehículos cercanos para que puedan frenar a tiempo.

Y con los algoritmos de fusión de IAV, los vehículos pueden enviar los resultados de su capacidad interna de reconocimiento de las señales del camino a la nube, dónde se fusionarán con otras y regresarán para mejorar la precisión, especialmente en condiciones de poca luz.

Rolls-Royce, EnBW y IAV harán una demostración de sus sistemas inteligentes de transporte, en la feria industrial de Hannover Messe en Alemania esta semana.

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Publicaciones Relacionadas