Honrar a los modelos a seguir y elevar nuestra “voz” este Mes de la Herencia Hispana

Foto de clase
María de Lourdes Sotomayor Mehdi enseña en México Foto cortesía de Yusuf Mehdi.

Por: Yusuf Mehdi, Vicepresidente Corporativo, Vida Moderna, Búsqueda y Dispositivos y patrocinador ejecutivo del grupo de recursos para empleados HOLA de Microsoft

El pasado 15 de septiembre arrancó el Mes Nacional de la Herencia Hispana, una época del año en la que reconocemos las costumbres, los legados y los logros de la comunidad hispana y latinx en los Estados Unidos. Este año es un honor increíble para mí ser un patrocinador ejecutivo del recurso para empleados de HOLA en Microsoft, una increíble comunidad de más de 4 mil miembros que buscan impulsar el cambio dentro y fuera de la empresa.

Hay tantas personas de ascendencia hispana y latinx cuyos logros importantes son dignos de celebrar, como la jueza adjunta de la Corte Suprema Sonia Sotomayor; la astronauta Ellen Ochoa; el actor, cantante, compositor y dramaturgo Lin Manuel Miranda; la doctora Antonia Novello, la primera mujer cirujana general de los Estados Unidos; y el líder de derechos laborales César Chávez.

Sin embargo, hoy celebro a mi madre, Maria de Lourdes Sotomayor Mehdi, quien creció en México con su familia antes de venir a los Estados Unidos para comenzar una nueva vida con mi padre de India, Ishaque Mehdi, en la década de 1960. Fue maestra y defensora de muchos de nuestros valores y costumbres mexicanos, como el amor feroz por la familia, la curiosidad y la sed de aprender, y la pasión por la música y la danza. Su impacto fue imborrable para mí y mi hermana, así como para los muchos estudiantes que inspiró. Celebrarla es en especial conmovedor para mí, ya que acaba de fallecer hace unas semanas.

Una de sus pasiones era bailar y les enseñaba español a sus estudiantes en los Estados Unidos y, de manera ocasional, iba a clase vestida con un traje tradicional mexicano y realizaba lo que se conoce de manera coloquial como el “baile del sombrero mexicano” mientras explicaba su historia. Nunca podría reunir el coraje ni la habilidad para realizar el baile, pero compartiré un poco de la historia.

La “Danza del Sombrero Mexicano” se conoce de manera general como “El Jarabe Tapatío”, que es la danza nacional de México que se originó en Guadalajara, Jalisco en el siglo XIX. La danza en sí está pensada como una representación de un cortejo entre dos personas, y los diversos elementos de la danza señalan, literal, el ir y venir de la relación. Comienza con el “zapateado”, que consiste en pisar y golpear con el pie. Este elemento indica que uno intenta impresionar al otro. En el medio hay pasos que demuestran una especie de ritual de “borrachera de amor”. Cuando las cosas llegan a un punto crítico, uno de los socios tira un sombrero al suelo, y cuando el otro por fin lo levanta, el sueño se cumple. Después de eso, la pareja marcha al unísono como en un desfile del ejército. Este movimiento se llama “diana” y significa que la pareja se ha convertido en uno. ¡El último elemento es un beso detrás del sombrero!

Maria de Lourdes Sotomayor Mehdi baila
Maria de Lourdes Sotomayor Mehdi interpreta El Jarabe Tapatío. Foto cortesía de Yusuf Mehdi.

Al reflexionar sobre este cariñoso recuerdo de mi madre, me acerca a mi cultura y las cosas que aprendo en mi propio viaje de inclusión. La primera de ellas es que mi experiencia es solo una de la increíble diversidad de personas, culturas y valores que conforman HOLA (por sus siglas en inglés) y lo que representa: Organización de Líderes Hispanos y Latinos en Acción. HOLA representa a 20 países, todos con sus propias tradiciones y valores únicos, una variedad de culturas y comunidades que comprenden personas de diversas razas, países de origen, antecedentes socioeconómicos y experiencias. Y lo que es increíble es que la comunidad de HOLA en continua expansión, como la comunidad hispana y latinx en general, impacta todos los aspectos de nuestra sociedad, desde la fuerza laboral hasta el mercado, las innovaciones del mañana a través del rápido crecimiento de personas que trabajan en todos los sectores de la economía. Estoy emocionado de ver cómo esta comunidad rica y vibrante puede continuar su influencia en nuestra sociedad y usar “Nuestra voz” para hacer del mundo un lugar mejor.

Este valor de hacer espacio para la voz de todos es algo que defendemos en Microsoft y es un enfoque de mi organización. Creemos que solo podemos cumplir en verdad con nuestra misión de impulsar al mundo si entendemos y representamos a las personas del mundo. Eso comienza a través de escuchar y reconocer la singularidad de las personas de nuestro equipo y de crear un espacio para que tengan voz y voto. Una parte de cómo hago esto lo aprendí de mi madre, que es crear ese “ambiente familiar”, un ambiente acogedor que crea oportunidades para todos. Intento construir ese espíritu familiar en nuestros equipos en Microsoft, donde nuestras conexiones, nuestras relaciones y nuestros valores se elevan por encima de cualquier proyecto o problema comercial. No siempre es fácil, pero a medida que avanzamos en nuestro viaje, cada uno de nosotros encuentra la alegría y el aprendizaje de nuestros antecedentes, experiencias y habilidades únicas.

Entonces, durante el próximo mes, los animo a todos a tomarnos un tiempo para reflexionar como miembros de la comunidad hispana/latinx o como amigos y aliados para ver cómo podemos unirnos y construir un futuro mejor. Enfrentamos desafíos sin precedentes en el mundo de hoy que solo podemos superar cuando aceptamos lo que nos hace únicos y nos enfocamos en honrar cada voz y trabajar juntos por el mayor bien de la humanidad. HOLA es solo uno de los grupos de recursos y comunidades de empleados de más impacto de nuestra empresa, que incluye asiáticos en Microsoft, negros en Microsoft, discapacitados en Microsoft, familias en Microsoft, GLEAM (LGBTQI + en Microsoft), indígenas en Microsoft, militares en Microsoft, y Mujeres en Microsoft.

Juntos podemos crear un gran cambio, y estoy comprometido a usar mi plataforma, influencia y todos los recursos que tengo para ayudar a estos grupos a construir un futuro más brillante para nosotros hoy y para las generaciones venideras. De alguna manera, espero que la sed de aprender sobre las personas y fomentar el entorno familiar honre a mi madre y lo que ella representó.

Tags: , ,

Publicaciones Relacionadas