Datos, nube e inteligencia artificial: ingredientes para nuevas y poderosas experiencias

Datos, nube e inteligencia artificial: ingredientes para nuevas y poderosas experiencias

Hoy el gran reto es colocar a la inteligencia en todas las aplicaciones y acercar esta oportunidad a los que crean, idean e innovan con soluciones de todos los tipos y tamaños.

Microsoft está colocando inteligencia en cada aplicación de software y hará posible que los desarrolladores sean ahora desarrolladores de inteligencia artificial. En tan sólo tres años 95% del Top 100 de empresas de software integrarán servicios cognitivos en sus productos (Deloitte, 2016), y 75% de las organizaciones creen que su éxito futuro depende de la colaboración entre los humanos y la inteligencia de máquina, de acuerdo con un estudio de Harvard Business Review.

En los datos se encuentran ocultas respuestas a muchos problemas de toda índole. Detectar patrones puede predecir la mejor forma en la que un agricultor puede optimizar su cosecha, predecir si un joven está en riesgo de abandonar la escuela o hasta identificar un esquema para determinar si un conjunto de células es canceroso.

Para encontrar esas respuestas se requiere una plataforma sólida para crear aplicaciones inteligentes con un grado empresarial, escalable y personalizable, que a la vez permita a los desarrolladores acceder a este potencial sin ser científicos o ingenieros de datos; y que haga posible que sus aplicaciones sean cada vez más inteligentes para lograr que en las tiendas los usuarios les otorguen cinco estrellas.

La plataforma debe ser inteligente, flexible y confiable, lo que se traduce en dotar de inteligencia a los datos, seguridad, escalabilidad, que cumpla normas y que trabaje con cualquier lenguaje, donde sea y con cualquier tipo de información.

La propuesta de Microsoft en este sentido es única:

La inteligencia es dotada por SQL Server 2017 CTP2.0, que entre las novedades recién anunciadas permite el aprendizaje automático con diversas plataformas de desarrollo, a la vez que puede realizar tareas como detección de rostros humanos o identificar qué información contiene una imagen.

La flexibilidad llega de la mano de plantillas de soluciones para escenarios comunes como proyección de demanda, sistemas de calidad u ofertas personalizadas; todo esto integrado en la arquitectura.

La confiablidad proviene de posibilidades como el soporte para que las inversiones previas en plataformas de datos puedan ser aprovechadas y migradas de manera acelerada. Además de ser la plataforma más segura, escalable y respetuosa de las normas.

Empresas ven ya la riqueza de la plataforma de datos de Microsoft, por ejemplo, en Brasil, Movida, una empresa dedicada al alquiler de autos, cambió procesos manuales por procesos automatizados para entregar un volumen mucho mayor de información de manera más rápida y precisa a través de bots que extraen datos desde sus fuentes de origen y las importan a nuestra plataforma de datos.

MetricsArts, socio de negocio con presencia en Perú y Chile con experiencia en inteligencia de negocios, ya aprovecha los beneficios de la nueva plataforma y destacan el EAP y resaltan la flexibilidad de integración con R para modelos estadísticos.

Dominos Pizza, apasionados por la disrupción digital y la perfección, después de problemas con su anterior servicio, migraron a un modelo de PaaS con Azure. O Rockwell Automation que integra a sus soluciones procesos de automatización y analíticos, por ejemplo, con la Cervecera Great Lakes, que optimizó sus técnicas en planta con Cortana Intelligence, Industrial Bots y Cortana Digital Assistant.

Es una realidad que la inteligencia pronto estará en todas las aplicaciones, y una plataforma de datos será fundamental para no dejar pasar tal oportunidad.