Ir al contenido principal

Microsoft Envison 2016

Desde platos increíbles a un manejo inteligente, los pequeños negocios se apoyan en las herramientas de Microsoft para crecer y colaborar

No hay escasez de tiendas de artículos eclécticos para el hogar en la ciudad de Nueva York, pero Fishs Eddy se desataca como una institución. Nombrada así por una aldea ubicada en la parte norte del estado de Nueva York, esta añeja tienda es una mezcla de elegancia clásica y Americana poco convencional, con su clásica vajilla de porcelana, estantes de Jadeite para tortas, tazas de café estilo Brooklyn y toallas para trastes de Teddy Roosevelt chocando palmas con un oso.

El buen diseño y la calidad han sido la marca distintiva por mucho tiempo de Fishs Eddy, pero mucho ha cambiado en los 30 años desde que Julie Gaines y David Lenovitz abrieron la tienda y vendían platos viejos e increíbles.

Su antes pequeño local ahora es un emporio desbordante con servicios de comercio electrónico y ventas por mayoreo. Los sistemas de cuentas digitales y de punto de venta hacen las labores que antes realizaban una caja registradora y una libreta. Un almacén y un moderno camión de entregas han reemplazado la camioneta llena de abolladuras de la pareja que antes acarreaba antigüedades. Y las herramientas de Microsoft se han vuelto una parte integral para ayudar a crecer, colaborar y transformar el negocio de Fishs Eddy.

“Microsoft Office nos ha permitido pasar más tiempo trabajando en nuestro negocio y no preocuparnos sobre el software”, comenta Noah Lenovitz, jefa de operaciones y socia de Fishs Eddy. La empresa de casi 45 empleados utiliza aplicaciones de Office, Exchange y Skype, y planea moverse a Office 365.

FishsEddy_0445_RGB_MR
Charmine Barnes, contralora de Fishs Eddy

Las tecnologías de Microsoft impulsan a pequeñas y medianas empresas alrededor del mundo y les ayudan a crecer, innovar y llegar a más clientes. Desde tiendas minoristas hasta empresas de software, los negocios aprovechan los datos, colaboran de manera eficiente y crean lugares de trabajo modernos con las herramientas basadas en la nube de Microsoft, entre las que se encuentran Office 365, Dynamics y otras soluciones de negocios.

Ubicada en el Distrito Flatiron en Nueva York, Fishs Eddy se movió a Microsoft Exchange después de que el Huracán Sandy dejara sin energía a la tienda, su servidor de mail y su almacén en 2012. Con la tienda cerrada por casi una semana, la empresa se dio cuenta que necesitaba centralizar sus datos y utilizar herramientas basadas en la nube para tener productividad móvil. Necesitaba un sistema de email confiable y más seguro. En ese momento se migró a Exchange y adoptó Office.

“El Huracán Sandy fue una llamada de atención para nosotros”, menciona Lenovitz. “Fue muy difícil para nosotros volver a estar en línea y regresamos a las antiguas llamadas telefónicas y la pluma y el papel”.

FishsEddy_1630_RGB_MR

Fishs Eddy ahora utiliza Outlook y Exchange para calendarios compartidos y emails en grupo, y Excel y Word para analítica y escritura. Utiliza OneDrive y Skype para colaborar con los miembros del equipo, diseñadores y proveedores en cualquier cosa, desde bocetos a muestras de producto. Conforme la empresa se expande hacia más mercados y trabaja con más minoristas, los datos sincronizados entre dispositivos hacen más sencillo el trabajo en el camino.

“Cuando alguien me pide un archivo, yo antes decía, ‘Tengo que regresar a mi computadora para obtenerlo’. Pero ahora tengo acceso a todos los archivos”, comenta Lenovitz. “Lo increíble de Office, ya sea que utilices Word o Outlook o Excel, es la compatibilidad con todos los productos y la posibilidad de integrarlo con nuestros sistemas de punto de venta y de cuentas”.

Dash: hacer cualquier auto un ‘auto inteligente’

Brian Langel, izquierda, y Jamyn Edis, co-fundadores de Dash
Brian Langel, izquierda, y Jamyn Edis, co-fundadores de Dash

La empresa Dash, de Nueva York, creadora de una plataforma de auto conectado, también se apoya en las herramientas de Microsoft para ayudar a las personas a conducir de manera más inteligente y segura.

Fundada en 2012, Dash rastrea cientos de puntos de datos, desde el motor del auto, un sensor de un smartphone y del tráfico y el clima para crear un asistente que pueda ofrecer a los conductores información en tiempo real sobre el desempeño del auto, kilometraje de cada viaje y condiciones de manejo. Dash les puede decir si frenan con demasiada fuerza o aceleran muy rápido; en dónde se encuentra la estación de gasolina más barata y cercana; cuándo es tiempo de rotar sus neumáticos y qué significa la luz de aviso “revisar motor”.

“Es un producto que enfatiza en cómo podemos hacer el manejo más inteligente y por consiguiente más seguro, verde y más accesible, para ayudar a las personas a ahorrar en cosas como combustible, reparaciones, mantenimiento y seguros”, comenta Jamyn Edis, co-fundador de Dash.

Para crecer la línea de productos de Dash, Edis realiza muchas propuestas de productos, presentaciones a inversionistas y conferencias. ¿La herramienta de su elección? PowerPoint. “Lo he utilizado por 20 años y cada vez es mejor”, comenta.

Para darle sentido a las masivas cantidades de datos que Dash colecta, la empresa utiliza Excel. De manera reciente, Edis exploró Power Map de Excel, una herramienta de visualización de datos en 3D para crear un mapa de calor interactivo y personalizable del tráfico local. Se sorprendió de lo rápido y fácil que era hacerlo. “Casi me caigo de la silla”, menciona de la primera vez que vio una demo de la herramienta.

Dash-consumer-product

Casi 300 mil conductores han descargado Dash, que utiliza un pequeño dispositivo que se coloca debajo del volante para rastrear datos del motor. La empresa ahora construye productos para analítica de datos, flotas de camiones comerciales y empresas de seguros basadas en el uso. El Departamento de Transporte de la ciudad de Nueva York también utiliza Dash para rastrear patrones de manejo en un programa que busca mejorar el manejo del tráfico, en el que voluntarios pueden calificar para un descuento en el seguro si el algoritmo de Dash determina que son conductores seguros.

Para construir sus productos y colaborar con socios en Europa e inversionistas en Rusia y Japón, Dash utiliza Skype.

“Tenemos que estar disponibles de manera remota y trabajar de manera virtual y Skype nos permite hacer esto de manera constante”, menciona Edis, para agregar que encuentra el video en Skype esencial para trabajar de la mejor manera con otras personas.

“Desde una perspectiva de productividad, sin las herramientas de Office no podríamos trabajar”.

 

Imagen principal: Julie Gaines, izquierda, CEO de Fishs Eddy y su asistente Matthew O’Brien.