Ir al contenido principal

Poner alimentos básicos al alcance de todos

En los suburbios de Oslo, un tráiler rojo con el logo del minorista de comestibles noruego MENY utiliza tecnología que ha comenzado a ayudar a remodelar el comercio minorista en todo el mundo.

Sentado al costado de una estación de servicio, se accede al remolque por una rampa que conduce a lo que parece un vestuario de gimnasio en miniatura. Las puertas numeradas cubren compartimentos sujetos de manera electrónica a ambos lados del interior. Dentro de ellos se encuentran bolsas de comestibles que se mantienen refrigeradas, congeladas o /a temperatura ambiente constante, a la espera de que las recojan los clientes que las hayan pedido en línea.

Casillero junto al mar.
Meny Søndersrød, casillero junto al mar.

En cualquier momento del día o de la noche, se puede ver a las personas que llegan, muchas en el camino de regreso del trabajo, estacionan el automóvil y suben al remolque. Un código enviado a sus teléfonos inteligentes abre las puertas de los casilleros y los visitantes se van momentos después cargados con sus compras.

Se trata de un casillero móvil, del tipo hacer clic y recolectar, la implementación más reciente y más pública de la oferta de comercio electrónico de comestibles de la empresa de tecnología minorista StrongPoint. El casillero de comestibles se surte por personal del supermercado que trabaja con el software y la plataforma de comercio electrónico de comestibles alojado en Microsoft Azure de StrongPoint. Junto con las aplicaciones DevOps en la nube, como Visual Studio y Xamarin.iOS, StrongPoint reduce el tiempo y los gastos del costoso negocio de proporcionar entregas de comestibles en línea rápidas y convenientes.

La empresa con sede en Oslo se formó en la década de 1980 y ahora ofrece soluciones en Europa y Estados Unidos. Su división de comercio electrónico tiene su sede en su mayoría en Suecia y fue una de las primeras empresas del mundo en proporcionar a los minoristas de comestibles la infraestructura tecnológica para pedidos en línea a finales de la década de 1990.

Desde sus inicios como una solución de gestión de comestibles digital, los productos de hardware y software proporcionan el vínculo de hierro entre los compradores y la enorme cadena logística que garantiza que obtengan sus comestibles de las granjas y los fabricantes de alimentos del mundo. Dentro de esa amplia gama de proveedores de servicios interconectados se encuentran las tiendas que colocan los alimentos de los clientes en los estantes, los registros que procesan sus pagos, los recolectores y empacadores que llenan las bolsas de entrega de comestibles y los trabajadores que cumplen con las difíciles demandas de entrega de la última milla a los casilleros de recogida o puertas de entrada.

“Desde el momento en que haces clic en tu pedido hasta el momento en que entras en la caja de entrega o hasta que este llega a los clientes finales, StrongPoint proporciona una infraestructura digital de extremo a extremo para los minoristas de comestibles para que puedan administrar los pedidos en línea con rapidez y escala con el método más eficiente y rentable posible”, explica el director ejecutivo y nativo de Noruega, Jacob Tveraabak.

La recolección es la nueva entrega a domicilio en el mundo de la alimentación electrónica

Hacer clic y recolectar, también conocido como recolección en la acera o compra en línea, recolecta en la tienda, ha estado disponible durante mucho tiempo para los clientes de comercio electrónico, pero se ha vuelto más popular durante la pandemia de COVID-19.

Trabajadora de una tienda de abarrotes con un carrito diseñado de manera especial
Trabajadora de una tienda de abarrotes con un carrito diseñado de manera especial

Pero los casilleros con temperatura controlada que pueden almacenar todo, desde productos congelados hasta productos refrigerados y estables, ofrecen una propuesta mucho más rápida y conveniente tanto para los propietarios de tiendas como para los compradores en entornos urbanos o rurales.

En el caso de las tiendas, liberan espacio y se llenan más rápido (por lo general, se tarda menos de dos minutos en cargar el pedido de un cliente), lo que mejora la experiencia del cliente, ya que requiere menos operarios de los que se necesitan para entregar las bolsas o llenar los baúles de los automóviles en ajustes en la acera.

Desarrollo acelerado

La pandemia ha acelerado el apetito de los consumidores por la entrega o recogida de comestibles rápida y sin contacto. Según la consultora gerente Bain, su impacto ha acelerado el desarrollo de los pedidos en línea en cinco años en algunos mercados. El motor detrás de esto ha sido la demanda de formas seguras y saludables de llevar los comestibles a los hogares de las personas. En Suecia, el número absoluto de pedidos de clic y recogida superó a las entregas a domicilio en noviembre de 2020, según una organización minorista nacional que realiza un seguimiento de los datos mes a mes.

Una persona escanea comestibles
La tecnología StrongPoint, escalable y basada en la nube, ha aumentado la cantidad de clientes que pueden comprar alimentos.

Los casilleros se consideran más seguros. Los StrongPoint han recibido la certificación de la National Sanitation Foundation (NSF) con sede en Estados Unidos por su capacidad para almacenar alimentos de acuerdo con los más altos estándares de salud e higiene, luego de pruebas exhaustivas de su hardware. Otro valor clave es que los casilleros se pueden colocar en casi cualquier lugar, por lo que cualquier tienda de comestibles, grande o pequeña, urbana o rural, puede utilizarlos para proporcionar una forma fácil, rápida y segura de hacer compras en línea.

“Afuera es el nuevo adentro es lo que decimos en la industria ahora y los minoristas de comestibles necesitan encontrar una manera que les permita atender a sus clientes en línea afuera, pero también que les permita aprovechar todas sus tiendas sin importar dónde se encuentren o su tamaño, ”Dice Tveraabak. “Una de sus principales preocupaciones, además de las finanzas, es la seguridad alimentaria, que es donde tener más de 35 años de trabajo en el comercio minorista de comestibles nos da una ventaja”.

Ayudar a los minoristas de comestibles a prosperar en un mundo en línea y aprovechar su red de tiendas

En la supertienda ICA Maxi en Södertälje, a unas 29 millas al suroeste del centro de Estocolmo, el personal se dedica a recoger y empaquetar productos para recolección del tipo dar clic y recolectar, y recogerlos a través de un casillero de comestibles o entrega a domicilio.

Trabajadora de una tienda de abarrotes que utiliza soluciones de tecnología inteligente.
Trabajadora de una tienda de abarrotes que utiliza soluciones de tecnología inteligente.

Equipados con escáneres de anillo de alta tecnología y asistentes digitales personales en sus antebrazos, e incluso algunos más pequeños en sus manos, los trabajadores se mueven por el espacio de una manera tranquila y profesional. Los dispositivos conectan al personal en la plataforma digital de StrongPoint.

En este sistema de “cumplimiento aumentado” los trabajadores utilizan tecnología avanzada para integrarse en el sistema de gestión, que envía señales dirigiéndolos al estante y artículo correctos de la manera más eficiente.

“Lo que hacemos es agregar una capa de tecnología para ayudar a que el trabajo de los recolectores sea más fácil y menos estresante”, dice Tveraabak.

StrongPoint analiza los datos generados por todo, desde la ubicación del producto y la posición del recolector hasta los patrones de flujo de la tienda y la distancia de los artículos requeridos. A partir de ahí, ofrece indicaciones direccionales para optimizar la forma en que el personal ubica, identifica y empaqueta los productos pedidos.

En las tiendas más grandes, los productos se organizan de manera temática en zonas donde los empacadores se dedican a cumplir con ciertas partes de los pedidos, por ejemplo, los artículos congelados o refrigerados, antes de pasar las bolsas a la siguiente zona.

Las pruebas del sistema StrongPoint han revelado algunas estadísticas de productividad sorprendentes. Muchas tiendas que utilizan el conjunto completo de opciones de hardware y software han logrado tasas de productividad de selección de alrededor de 240 artículos por hora laboral en todas las categorías de productos. El promedio de la industria está entre 60 y 90 con procesos tradicionales.

Al refinar de manera constante el sistema a través del flujo de trabajo y otras formas de análisis, el sistema funciona con un nivel de precisión del 99.9%, lo que lo pone a la par de muchas herramientas automatizadas.

“Lo positivo de la preparación de pedidos de StrongPoint es que su funcionamiento es fácil de aprender y fácil de enseñar a los nuevos empleados”, dijo Luciano Cau, gerente de la tienda ICA Maxi de Södertälje. “El bienestar de nuestros empleados ha aumentado mucho, ya no están tan estresados”.

Las eficiencias no se han logrado a expensas de la salud y el bienestar de los trabajadores. Los negocios en la supertienda Södertälje avanzan a lo que Tveraabak llama un ritmo cómodo.

“Ayudamos al personal a trabajar mejor, no más rápido”, dice Tveraabak. “Utilizamos el poder de la tecnología para aumentar el poder de los recolectores y hacerlos más productivos”.

El sistema requiere poca capacitación y la evidencia anecdótica muestra que los trabajadores reportan muchas menos incidencias de estrés.

Trabajadora de comestibles con carro construido con un propósito específico.
Trabajadora de comestibles con carro construido con un propósito específico.

“Este es un sistema en verdad excelente para trabajar”, dice el recolector Patrik en la tienda Södertälje. “Es fácil de manejar y bastante rápido de aprender. Una vez que te acostumbres, fluirá de manera automática y podrás aumentar tu velocidad”.

Cecelia, colega de Patrik, está de acuerdo.

“Suena un pitido si pongo los productos equivocados en la bolsa equivocada”, se ríe.

Llegó para quedarse

En el tráiler de MENY en las afueras de Oslo, los consumidores recogen las bolsas de la compra empacadas por trabajadores como Cecelia y Patrik que, si las predicciones resultan correctas, utilizarán dichos servicios incluso después de que termine la pandemia.

Las compras en línea llegaron para quedarse, según una encuesta de UBS en el Reino Unido, que encontró que el 71% de los encuestados dijeron que comprarían de manera digital “con la misma frecuencia o más después de que mejore la situación del COVID-19”.

“La pandemia cambió muchas condiciones en la operación para los minoristas de comestibles y, en esencia, puso nuevos imperativos en el sector que, con certeza, muchos no veían venir”, dice Nina Lund, líder de Microsoft en EMEA para bienes de consumo y minoristas. “En Europa, en general, nuestro sector de alimentación es sofisticado en extremo cuando se trata de responder a los comportamientos y necesidades de los compradores”.

Pero cuando la pandemia cambió esos comportamientos y necesidades de la noche a la mañana, Lund dice que se pusieron nuevos servicios y demandas en la tienda de comestibles, que se encontró (junto con las farmacias) en el corazón de la comunidad individual.

“Los minoristas de comestibles debían poder predecir con rapidez los picos de demanda, así como ofrecer nuevos servicios y formatos de entrega a aquellos que no podían salir de sus hogares”, dice Lund.

Hombre usa computadoras
Utilizar la nube Azure de Microsoft y Azure Cosmos DB, un servicio de base de datos con alta disponibilidad y tiempos de respuesta de milisegundos de un solo dígito.

Sin embargo, los informes muestran que casi dos tercios de los alimentos vendidos en los Estados Unidos van a seguir comprándose en tienda incluso para 2024. Lo que significa que las tiendas deberán reconfigurarse para adaptarse a las ventas digitales y en persona, un prospecto que StrongPoint ha incorporado a su sistema al permitir que los minoristas de comestibles aprovechen su red de tiendas para cumplir con los pedidos en línea.

“Cuando escuchas las palabras tecnología y comestibles, en automático piensas que se trata de reemplazar a las personas con robots”, dice Tveraabak. “Pero no es una elección binaria entre la recolección 100 por ciento manual y la recolección por robot. Hay una nueva tercera opción intermedia que se trata de aprovechar el poder de la tecnología para aumentar el potencial de productividad de los trabajadores de la tienda y esto a menudo es un complemento, no un competidor de las soluciones automatizadas”.

Por lo tanto, es crucial, argumenta Tveraabak, que los minoristas de comestibles se aseguren de aprovechar al máximo el método a través del cual se procesan la mayoría de los pedidos en línea.

“Durante el inicio de la crisis de COVID, cuando aumentaron los pedidos de entrega en línea, los sistemas de cumplimiento automatizados por completo no pudieron escalar para mantenerse al día con la demanda, ya que tienen un límite natural de capacidad”, dice. “Para mantenerse al día con la demanda, fueron los humanos, no los robots, quienes acudieron al rescate cuando los minoristas de comestibles contrataban a decenas de miles de personal adicional para recoger y empaquetar los pedidos en línea”.

Ayudar a mantener un salvavidas vital abierto y sustentable

“Los minoristas de comestibles se encuentran bajo una presión financiera sin precedentes”, dice Tverabaak. “Se enfrentan a una doble contracción de un aumento de la demanda en línea que es complicado y puede ser costoso de administrar y una disminución del tráfico presencial en sus tiendas porque se han convertido en clientes en línea. Creemos que la tecnología es la clave para hacer que todo sea más eficiente, desde la tienda hasta en línea. Y con esto podemos ayudar a seguir con la gestión de una red de tiendas viable a nivel financiero”.

Los casilleros de comestibles también aprovechan esa combinación de automatización y agilidad humana para satisfacer una de las demandas minoristas más desafiantes: brindar soluciones de comestibles en línea a lugares remotos o tiendas más pequeñas donde la entrega a domicilio no es viable.

En esencia, StrongPoint proporciona soluciones digitales y una plataforma de comercio electrónico que ha visto el futuro de brindar un servicio vital a, de manera potencial, todos los consumidores del mundo, dice Tveraabak.

“Las entregas a domicilio son lo que todo el mundo piensa en este sector, pero en realidad, es el método de hacer clic y recoger lo que ha experimentado el mayor crecimiento y ahora en números absolutos, a veces es el mercado más grande”, dice Tveraabak. Las soluciones de StrongPoint “pueden extender el alcance de los comestibles en línea a casi cualquier lugar”.

Foto principal: Un empleado de la tienda carga un automóvil de un cliente con su pedido.