Reputación y confianza en un mundo digital

Reputación y confianza en un mundo digital

Ahora más que nunca, la reputación y confianza son sumamente importantes en un mundo digital. Pero primero, os quiero comentar sobre un par de fotografías.

Se trata del icónico edificio Flatiron en Nueva York. En la primera, 1905, los caballos son el modo primario de transporte. En cambio, en la segunda, 1925, tan sólo dos décadas después, los automóviles llenan las calles. En un cuarto de siglo, las industrias construidas sobre caballos desaparecieron y se debieron crear nuevas leyes e infraestructura, con una ola de innovación que lanzó una nueva economía. Una economía más productiva, más dinámica y que creó millones de nuevos empleos con buenos ingresos.

Hoy sucede lo mismo con otra transformación igualmente impactante: la Cuarta Revolución Industrial en que la Nube y la movilidad están detrás de esta transformación. Hoy estamos más conectados; tenemos teléfonos inteligentes; buscamos información de forma distinta y rápida; colaboramos de maneras más fáciles y hablamos con máquinas gracias a la inteligencia artificial.

La transformación digital nos trae muchas mejoras: desde incremento de productividad, mayor inclusión en el acceso a información y nuevos modelos de negocios, hasta nuevas maneras de comunicarnos y trabajar unos con otros. Pero esto es sólo posible si las empresas confían en la tecnología que usan. Sin confianza, no hay transformación digital.

En Microsoft, la confianza, privacidad y seguridad están en el corazón de nuestra misión. Sólo así podemos habilitar la transformación digital y mantener una sólida reputación de cumplimiento con nuestros clientes. Y la base de todo eso es la transparencia: tenemos que ser claros con el mundo acerca de qué tipo de datos se están recolectando y cómo se usan.

A tales efectos, Microsoft invirtió en Latinoamérica abriendo el primer Centro de Transparencia para la región basado en Brasilia, donde se promueve el cómputo confiable y la seguridad. Adicionalmente, en febrero de este año abrimos el primer Centro de Ciberseguridad sirviendo a toda Latinoamérica basado en México, para reforzar nuestro compromiso de ayudar a las personas, empresas y países de la región a continuar su camino hacia la transformación digital.

En la parte de la reputación para Microsoft, la integridad en los negocios y el cumplimiento con las normas y políticas correspondientes es algo muy serio. Estamos comprometidos a ayudar a nuestros socios a construir sus propias capacidades de cumplimiento.

Somos la primera compañía basada en Estados Unidos que cumple con el estándar internacional ISO contra el soborno. La revista ‘Ethisphere’ ha nombrado a Microsoft como una de las empresas más éticas en el mundo por 7° año consecutivo. Asimismo, es un honor que nuestra subsidiaria de Microsoft Brasil recientemente fue reconocida por la organización Pro-Ética en Brasil por sus prácticas locales de integridad, y la oficina en México fue reconocida con el Premio Ética y Valores de CONCAMIN (Confederación de Cámaras Industriales).

Por si fuera poco, hemos sido reconocidos en el Top 100 de empresas en el 1er. Índice de Sostenibilidad Corporativa en Latinoamérica, presentado por el Banco Interamericano de Desarrollo. El índice reconoce a empresas en áreas tales como integridad corporativa, transparencia, disminución de CO2, prácticas que promueven un mejor uso de los recursos naturales, innovación, diversidad, generación de empleo e impacto positivo en comunidades vulnerables, entre otras.

Para lograr que la tecnología nos permita aumentar nuestra productividad, desarrollar nuevos modelos de negocios, trabajo y comunicación, es necesario que las empresas confíen plenamente en la tecnología y en Microsoft. De ahí que tengamos una clara visión de motivar la confianza a partir de la reputación.